Debemos hacer que la ciencia realmente beneficie a la sociedad, señala Julio Frenk | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Debemos hacer que la ciencia realmente beneficie a la sociedad, señala Julio Frenk

Entrevista. Las universidades tenemos la obligación de ayudar a traducir los resultados de nuestras investigaciones en insumos que sirvan a la sociedad, ya sean innovaciones tecnológicas o datos comprensibles, para ayudar a la toma de decisiones, añade el integrante de El Colegio Nacional y rector de la Universidad de Miami

Debemos hacer que la ciencia realmente beneficie a la sociedad, señala Julio Frenk | La Crónica de Hoy

Al inaugurar, en la Ciudad de México, la primera oficina regional de la Universidad de Miami (UM), fuera de Estados Unidos, el rector de esa casa de estudio y exsecretario de Salud de México, Julio Frenk, dijo que en todo el continente americano es necesario fortalecer el puente que comunica a los centros científicos con los dirigentes políticos para que la ciencia realmente beneficie a la población.

“A lo largo de los años he estado en los dos lados de esta relación: cuando fui secretario de Salud en México impulsé que la toma de decisiones estuviera basada en evidencia científica y no en prejuicios ni en preconcepciones ideológicas. Ahora, como rector de la Universidad de Miami promuevo que la investigación científica no debe detenerse cuando se publican los resultados en una revista científica o en un libro. Las universidades tenemos la obligación de ayudar a traducir los resultados de nuestras investigaciones en insumos que sirvan a la sociedad, ya sean innovaciones tecnológicas o datos comprensibles, para ayudar a la toma de decisiones”, dijo a Crónica el médico mexicano, que también es integrante de El Colegio Nacional.

Después de su paso al frente de la Secretaría de Salud de México, entre los años 2000 y 2006, trabajó como Decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y, desde 2015 como rector de la Universidad de Miami. Desde esa posición ha fortalecido los lazos de intercambio educativo y de investigación con México en campos tan diferentes como las ciencias atmosféricas, salud, ingeniería y matemáticas.

Actualmente tiene vínculos con instituciones mexicanas como la UNAM, Cinvestav, la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Universidad Autónoma de Campeche, el Tec de Monterrey, la Universidad de las Américas en Puebla y la Universidad Panamericana.

En una breve visita a la Ciudad de México explicó que la apertura de las oficinas en la capital mexicana es parte de un ambicioso proyecto para convertir a la Universidad de Miami en una universidad panamericana. Este esfuerzo incluirá la apertura de representaciones regionales en México, Chile, Colombia, Brasil y Jamaica.

Cuestionado sobre la manera como se observa desde su posición académica la estructura y retos actuales de los sistemas de salud en los diferentes países del continente americano, Frenk Mora dijo que en todo el planeta se está experimentando una revolución en los sistemas de salud, los cuales intentan aceleradamente cambiar para adaptarse a un contexto más complejo y exigente:

“A mediados del siglo XX comenzamos a controlar muchas enfermedades infecciosas con una herramienta muy eficiente y de bajo costo, que es la vacunación. Pero esto nos ha puesto ahora frente a enfermedades más caras y de desarrollo más prolongado. Esto nos pone ahora en un contexto en el que las personas viven más años, experimentan enfermedades más caras y más complejas, pero además las personas están más empoderadas y exigen más que se cumpla su derecho de tener acceso a la salud”, detalló a este diario.

“Distintos países están enfrentado esta revolución de los sistemas de salud de un modo diferente. Cada vez crece más la idea de que las políticas de salud deben estar basadas en evidencia científica, pero también hay países que requieren de una profunda reforma en las finanzas del sistema de salud, como es el caso de Estados Unidos, cuyo gasto en salud es el más grande de todo el planeta, equivalente a 1.5 veces toda la economía mexicana y, sin embargo, la calidad de sus servicios de salud es una de las más bajas entre los países industrializados”, argumentó el médico e investigador mexicano.

Conferencia en El Colegio Nacional. Antes de la ceremonia de apertura de las oficinas en México de la Universidad de Miami, el doctor Frenk, hijo del fundador del Instituto Nacional de Pediatría, Silvestre Frenk, encabezó una jornada académica, de exposiciones y diálogo, en El Colegio Nacional, donde se presentaron ocho conferencias bajo el título “Lo mejor de la Universidad de Miami en México”.

Entre otras conferencias, la sesión de apertura incluyó a Rodolphe el-Khoury, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Miami, quien presentó su ponencia Diseñando una ciudad inteligente: el caso de Zenciti, Yucatán, según la cual Zenciti es un proyecto de ciudad híbrida; es decir, que combina servicios en línea con los tradicionales, “terrestres”, cuya infraestructura es ecológica y que se basa en la incorporación de tecnología computacional  a grandes estructuras como edificios, puentes, o caminos.

Sallie Hughes, directora de la facultad de Estudios Latinoamericanos en el Instituto de Estudios Avanzados de las Américas, participó con la ponencia nuevas agendas en los estudios de periodismo: cómo los periodistas mexicanos hacen frente y continúan en un contexto de riesgo.

Felicia Marie Knaul, directora del Instituto de Estudios Avanzados sobre las Américas, dictó la ponencia Los cuidados paliativos: retos y oportunidades para la cobertura universal de salud. Jorge Andrés Fortun, director del Instituto para los Ojos Bascom Palmer del Departamento de Medicina, impartió la conferencia Prevención y curación de la ceguera por 60 años. La antropóloga Traci Ardren habló sobre El camino maya antiguo más largo, investigación derivada de los 30 años que tiene trabajando en la zona maya de Yaxuna.

Imprimir