Facebook Twitter Youtube Jueves 21 de Septiembre, 2017

La Esquina

La constante solidaridad de los mexicanos, en estos momentos de desgracia, es un recordatorio de que en este país, por mucho que se haya dicho que hay una pérdida irreversible de valores, la gran mayoría está formada por buenas personas. La infraestructura física, pero sobre todo la de la cohesión social, pueden ser reconstruidas a partir de esta movilización de la sociedad civil. La tragedia puede servir para recuperar nuestra autoestima, y también nuestros valores.

Columnistas