Entrenados para mentir, el MP llevó traductores para hablar con los niños | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 27 de Julio, 2017

Entrenados para mentir, el MP llevó traductores para hablar con los niños

Entrenados para mentir, el MP llevó traductores para hablar con los niños  | La Crónica de Hoy

En la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Trata de Personas de la Procuraduría capitalina sólo hubo miradas cruzadas, risas nerviosas, información falsa...

Los adolescentes que fueron presentados para rendir su declaración por el caso de explotación y trata, que Crónica denunció, afirmaron más de una vez que no se conocían y que eran mayores de edad; sin embargo, las contradicciones, comprobación de dados y su comportamiento, decían lo contrario.

Eran casi las 14:00 horas y los adolescentes que fueron rescatados ayer por la mañana del centro de operaciones de la red de tratantes, que se ubica en la colonia Ex Hipódromo Peralvillo, comenzaron a pasar a los cubículos de la Fiscalía, enclavada en el primer piso del Búnker de la Procuraduría.

De inmediato, a las primeras preguntas que soltaron  los funcionarios de la PGJ, comenzaron las mentiras y las equivocaciones...

— “¿No qué no lo conocías?”

— El dice que a ti sí. Hasta son del mismo lugar.

Les decía una de las ministerio público, que se encargó de entrevistar a los menores de no más de 17 años.

“Díganme la verdad; no me mientan, porque es una asunto muy grave”, les insistía la mujer a los jóvenes, que a esa hora estaban muertos de miedo, o por lo menos eso reflejaba su rostro.

Conforme pasaron los minutos fueron llegando más rescatados. Arribaron con carretillas y sus bolsas de chicharrones, chetos, plátanos fritos y botes de cueritos de puerco. 

En el primer cubículo estaba uno de los menores de edad. Comenzó a relatar su llegada a la Ciudad de Mexico, la forma en que vivía y su relación con una de las mujeres que también fueron encontradas en la casa de Peralvillo. El joven, enfundado en sudadera, playera gris con un estampado de un tenis Vans, pantalón de mezclilla y gorra, parecía tranquilo; es más, se dio tiempo para abrir el recipiente con comida que le habían regalado. Sin embargo, su semblante cambió cuando apareció su pareja. La sentaron junto a él y después de un par de preguntas el cuento se le cayó... “A ver, a ver... alguien me está mintiendo”, les dijo muy molesta la abogada que les tomaba la declaración. La joven de 18 años, tez morena y fleco que le cubría parte del rostro, comenzó a ponerse nerviosa, y más cuando el MP les advirtió que la chica podría parar en el reclusorio, debido a que era mayor de edad y podría estar relacionada con el delito.

De inmediato el rostro del joven se desencajó... y  fue enviado a otra área; en tanto que su concubina, se dijo dispuesta a decir la verdad; no obstante, alegó no hablar español, por lo que tuvieron que llamar a un intérprete. Mismo caso con tres jóvenes más.

ALECCIONADOS. Crónica encontró en la Fiscalía a los mismos jóvenes que contaron, mientras vendían sus dulces en la colonia Roma y la Zona Rosa, que eran menores de edad y que vivían cerca de la Calzada de Guadalupe, con “El Patrón”. Dieron a los MP otros datos. Y de inmediato fueron confirmados. Por ejemplo, uno de los chicos informó que tenía 18 años; sin embargo, al cotejar la información que proporcionó en la base de datos de la PGJDF no existía.

“Nací el 3 de mayo, nací el 3 de mayo” pero nunca supo decir de qué año. Así le siguieron las inconsistencias y contradicciones... eran las 18:00 horas y continuaban declarando...

 

Imprimir