Tres parapléjicos vuelven a caminar con terapia de estimulación eléctrica | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Domingo 18 de Noviembre, 2018

Tres parapléjicos vuelven a caminar con terapia de estimulación eléctrica

Los pacientes recuperaron los movimientos voluntarios en piernas ◗ Estamos desarrollando la tecnología para que esté en todos los hospitales del mundo: Grégoire Courtine

Tres parapléjicos vuelven a caminar  con terapia de estimulación eléctrica | La Crónica de Hoy

La estimulación eléctrica restauró la capacidad de andar a tres adultos varones aquejados de una lesión de la médula espinal, según publicó ayer la revista científica Nature.

El neurocientífico Grégoire Courtine del Instituto de Tecnología Suizo de Lausanne (EPFL), con apoyo de la neurocirujana Jocelyne Bloch, fue el encargado de liderar este ensayo clínico, que se llevó a cabo sobre ocho pacientes con lesiones medulares de más de cuatro años de duración y parálisis parcial o completa de las extremidades inferiores.

Los responsables de estas pruebas utilizaron un dispositivo que consistió en la implantación de un estimulador en el abdómen que se conectaba a un campo de electrodos situado en la región lumbar, la zona en la que se encuentran las células que controlan los músculos de las piernas.

Tras el implante, según recoge la publicación británica, se hizo un mapa de cada paciente para saber dónde y cómo aplicar los estímulos, generados en tiempo real.

Este dispositivo se controla de forma inalámbrica, simulando la extensión y flexión que hacen las piernas humanas al caminar y provocando que la neuronas vuelvan a generar actividad.

A los pocos días de comenzar el tratamiento, los pacientes pasaron de pisar en una cinta de correr a caminar sobre el suelo y pudieron ajustar la elevación de sus pasos y la longitud de la zancada.

Después de la rehabilitación, los pacientes pudieron caminar con apoyo parcial o con un andador, además de con ayuda del dispositivo de estimulación epidural eléctrica, pero finalmente consiguieron recuperar movimientos voluntarios en las piernas sin ese apoyo.

Estos resultados establecen, indicó Nature, “un marco tecnológico para mejorar la recuperación neurológica después de las lesiones de médula espinal”.

NUEVO CAMINO. David, Gert-Jan y Sebastian sufrieron hace más de cuatro años accidentes muy graves que les confinaron a vivir en sillas de ruedas. Ahora, con el innovador programa de rehabilitación que combina la estimulación eléctrica dirigida de la médula espinal lumbar y la terapia asistida por peso y rehabilitación, los tres vuelven a caminar con la ayuda de muletas o un andador.

Durante las sesiones de rehabilitación, los tres participantes pudieron caminar con las manos libres durante más de un kilómetro con la ayuda de estimulación eléctrica dirigida y un sistema inteligente de soporte de peso corporal. Además, no mostraron fatiga en los músculos de las piernas, por lo que no hubo deterioro en la calidad del paso. Estas sesiones de entrenamiento más largas y de alta intensidad resultaron ser cruciales para desencadenar la plasticidad dependiente de la actividad, la capacidad intrínseca del sistema nervioso para reorganizar las fibras nerviosas, lo que conduce a una mejor función motora incluso cuando la estimulación eléctrica está apagada.

¿Y hasta dónde puede llegar esta técnica? Courtine cree que los avances tecnológicos van a ayudar mucho. “Las próximas generaciones de electrodos serán más precisas y más capaces de activar las áreas concisas”.

En este sentido, la startup GTX medical, cofundada por Courtine y Bloch, utilizará estos datos para desarrollar neurotecnología a medida con el objetivo de convertir este paradigma de rehabilitación en un tratamiento disponible en hospitales y clínicas de todo el mundo. “Estamos construyendo neurotecnología de próxima generación que también se probará lo más cercano al momento de la lesión, cuando el potencial de recuperación sea alto y el sistema neuromuscular todavía no haya sufrido la atrofia que sigue a la parálisis crónica. Nuestro objetivo es desarrollar un tratamiento de fácil acceso”, añade Courtine.

Al igual que otras aproximaciones, esta tecnología no genera nuevas neuronas y no regenera nervios. En animales, señaló Courtine, «lo que hemos visto es que se reorganizan las conexiones neuronales en el córtex. El tratamiento logra esta nueva conexión cerebral, aunque en humanos es todavía una hipótesis».

Imprimir