Yalitza Aparicio y otros actores famosos que no estudiaron actuación | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Yalitza Aparicio y otros actores famosos que no estudiaron actuación

Especial. Meg Ryan, Cameron Díaz, Tom Cruise, Brad Pitt y George Clooney, son algunos de los casos más curiosos del cine

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

En las últimas semanas, a raíz de la nominación al Oscar de la mexicana Yalitza Aparicio en la categoría de Mejor Actriz, hubo una gran cantidad de reacciones en redes sociales, algunas de admiración pero también otras que se oponían a la idea de que la oaxaqueña estuviera nominada en los premios más importantes de Hollywood sin haber tenido una educación actoral, pues  consideran que no puede hacer carrera como actriz.

Cierto es que la mayoría de los actores y actrices han aprendido y perfeccionado sus cualidades en academias, escuelas o en la propia universidad, pero hay otros casos, además de Yalitza, que jamás han pisado una escuela de interpretación.

Actrices. Antes de llegar a ser la protagonista de Roma, Yalitza Aparicio había comenzado a hacer carrera como maestra de preescolar. Como en ella, la carrera de otras actrices estaba alejada de la actuación, por ejemplo Meg Ryan: su verdadero sueño era ser periodista, así que para pagarse la universidad comenzó a hacer comerciales hasta que George Cukor le ofreció un papel en la película ­Ricas y famosas.

Jennifer Lawrence tenía 14 años cuando supo su misión en la vida. Convenció a sus papás de mudarse a Nueva York y conseguirle un agente. Sin cursar estudios de actuación debutó a los 16 en The Bill Engball Show.

Cameron Díaz, comenzó como modelo profesional a muy temprana edad, hasta que un agente la contrató para participar en The mask, en 1993. Por otro lado Amy Adams, en lugar de estudiar actuación se dirigió a la danza, lo que más tarde la llevó al teatro musical y luego al cine.

Este año, además de Yalitza, la cantante Lady Gaga debutó como actriz de cine en Nace una estrella, tal y como lo hizo en su momento Bjork, quien se llegó a alzar con el premio de Mejor Actriz de Cannes por su papel en Bailando en la oscuridad, de Lars von Trier, sin ser una actriz preparada.

Actores. Del lado de los hombres también hay casos sorprendentes. El primer caso es el de George Clooney, cuyo sueño principal era el de ser jugador profesional de beisbol, por lo cual llegó a hacer una prueba con los Cincinnati Reds en 1977. Luego estudió periodismo, pero no llegó a graduarse, hasta que a los 21 años, al no tener trabajo, decidió probar suerte como actor de televisión.

Otra historia curiosa es la de Brad Pitt, quien también estudió Periodismo en la Universidad de Missouri, pero un par de semanas antes de acabar la carrera y graduarse decidió dejarlo todo y marcharse a Los Ángeles para dedicarse al mundo de la interpretación. Recibió un papel de extra, hasta que tuvo su gran oportunidad en la serie Dallas.

También sin estudios estuvo Heath Ledger, el icónico Joker en El caballero de la noche (2008), quien decidió dejar sus estudios a los 17 años y seguir el consejo de su hermana Kate (quien sí quería ser actriz): lo convenció de probar una audición para un musical.

Curioso el caso de Tom Cruise quien hoy es uno de los actores de acción más cotizados. A él le llegó la epifanía de su don actoral cuando estaba a punto de convertirse en sacerdote, entonces escapó a Nueva York para probar suerte y en sólo seis meses consiguió un pequeño papel en la cinta Taps.

Christian Bale, quien también está nominado en esta edición por Vice, tampoco estudió actuación. Dejó la escuela siendo un niño para hacer comerciales. Debutó en el cine con The Mystery of Annacon la cual llamó la atención de Steven Spielberg, quien lo contrató para actuar en El imperio del Sol, que lo catapultó a la fama.

Johnny Depp, quería ser músico pero su esposa le metió la curiosidad de la actuación con la ayuda de su amigo Nicolas Cage. Audicionó para la televisión donde protagonizó la serie 21 Jump Street. Tras su pequeño papel en la película de terror Pesadilla en la calle del infierno, llamó la atención de Tim Burton quien lo contrató para El joven manos de tijera.

Otros ganadores del Oscar. John Houseman ganó el Oscar al Mejor Actor de Reparto por The paper chase (1973). Aunque admiraba la actuación (llegó a asesorar un programa de la Universidad de Juilliard), en realidad se dedicaba al comercio de cereales como su padre.

El camboyano Haing Ngor ganó el Oscar como Mejor Actor de Reparto por The Killing Fields (1984), pero en realidad él fue un médico de profesión que sobrevivió a un encarcelamiento y torturas durante cuatro años, por causa del régimen de su país. Fue descubierto por un cazatalentos en una boda en su país natal.

Probablemente es una de las ganadoras al Oscar más sorprendentes. Anna Paquin obtuvo el premio por Mejor Actriz de Reparto por su papel de Flora McGrath en El piano (1993) cuando apenas tenía 11 años. Sólo había cursado la primaria.

Además está Jennifer Hudson, Mejor Actriz de Reparto, por Dreamgirls (2006), quien comenzó su carrera en el canto pero el director Bill Condon la eligió por saberse presentar en un escenario.

Latinos. También vale la pena destacar las historias latinas, como la del joven guatemalteco Brandon López, era una adolescente que trabajaba como herrero y carpintero, cuando protagonizó La jaula de oro, que le dio el Ariel al Mejor Actor.

Finalmente, el caso más simbólico podría ser el de María Mercedes Coroy, una joven de origen indígena, de Guatemala, que le gustaba participar en obras locales y bailes folclóricos de su región, pero sólo estudió hasta el quinto grado de primaria pues tenía que ayudar a su mamá a vender frutas.

Retomó la escuela cuando fue seleccionada para el papel de María en Ixcanul (2015) por el director guatemalteco Jayro Bustamante, que ganó el premio a la Mejor Opera Prima en la Berlinale. El año pasado Mercedes formó parte de Bel canto, junto a Julianne Moore y protagoniza Malinche, el segundo filme de Jayro Bustamante que estrena en los próximos días en la Berlinale.

Imprimir