Patrulleros ambientales quitan matrĂ­culas a autos contaminantes, sin estar facultados

2017-05-20 20:41:41

Empleados de la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México retiraron ayer placas a vehículos ostensiblemente contaminantes durante el cuarto día de Contingencia Ambiental Fase 1.

Lo anterior, a pesar de que no están facultados para realizar dicha acción.

El viernes pasado,  tres hombres con uniforme de la Secretaría de Medio Ambiente, quienes viajaban a bordo de una de las patrullas de vigilancia ambiental, persiguieron a un vehículo particular por varias calles de la Ciudad de México.

Luego de marcarle el alto al vehículo, que por cierto contaba con placas especiales para personas con discapacidad, los servidores públicos de inmediato fueron a la parte trasera del vehículo para retirar la lámina. 

Crónica contactó a personal de la dependencia, a cargo de Tanya Müller, y confirmó que ninguno de sus trabajadores que fungen como vigilantes ambientales está facultado para retirar placas de ningún vehículo.

Lo único que pueden hacer, explicó la fuente, es detener vehículos que contaminen y aplicarles una sanción; posterior a ello, deberán llamar a un agente de tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública para que éste realice la remisión al corralón o en su caso retire las placas.

Sin embargo en el caso mencionado, dos de los patrulleros ambientales comenzaron a romper el porta placas de la parte trasera del carro. Utilizaron todo lo que tenían a la mano para poder desprender la lámina de donde estaba colocada.

A los empleados de la secretaría poco les importó que estuvieran siendo grabados por ciudadanos que los cuestionaban acerca de lo que estaban haciendo.

“Pues en cuanto me di cuenta de lo que estaba pasando empecé a grabarlos, primero les pregunté si era correcto pero los tres me ignoraron”, contó Rafael.

El hombre, se encontraba en calles de la delegación Gustavo A. Madero con sus amigos cuando se percató que una de las patrullas ambientales de la Sedema se paró en doble fila momentos después de que el dueño del Beetle naranja había aparcado.

Del vehículo oficial descendieron tres hombres, todos enfundados en pantalón oscuro y camisa blanca en la que se puede leer CDMX en color rosa, mismo que es alusivo al gobierno capitalino.

Además dos de ellos portaban un chaleco color beige con el acrónimo de de Sedema así como los logotipos de la dependencia y de la administración local.

Con un desarmador los hombres comenzaron a romper el porta placas de plástico del vehículo.

“No les importó romperlo, con el desarmador hicieron todo lo posible para destrozarlo pues de no hacerlo era imposible quitar la placa. Les valió madre que el carro, aunque es prácticamente nuevo, tuviera placas para discapacitado”, señaló Rafael.

Las placas, con número 318-TV, también fueron dañadas, pues los bordes fueron doblados debido a que los empleados de la Sedema no podían quitarlas.

Una vez que consiguieron su cometido, guardaron la lámina en una bolsa de plástico y se fueron del lugar, evitando a toda costa dar información alguna a los vecinos que estaban ahí. 

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS