Tendencia: primero el éxito profesional, la maternidad se pospone

2019-03-10 20:13:18

El cambio en el ritmo de vida, los horarios de trabajo extenuantes y un profundo deseo de alcanzar y mantener el éxito profesional en cientos de mujeres, aunado a malos hábitos alimenticios, consumo de tabaco y alcohol, entre otros factores, han llevado a muchas mujeres a postergar la maternidad.

El doctor Alberto Kably, ginecólogo obstetra y biólogo de la reproducción y fundador del Centro Mexicano de Fertilidad Doctor Alberto Kably, puntualizó que este cambio en las aspiraciones profesionales y estilos de vida en las mujeres han incidido de manera notoria en la tasa de natalidad en México: por debajo de los 2.2 hijos por familia.

Sin embargo, el número de hijos que se desean tener, o que se tienen, no es el único aspecto que se ha modificado en la maternidad —no sólo entre las mujeres mexicanas sino a nivel mundial—, también la edad promedio del embarazo.

El especialista advirtió, en conferencia de prensa, que alcanzar el éxito profesional, tener el deseo por ejercer la carrera para la que tanto se prepararon, e incluso, aspectos tan determinantes como aspiraciones de desarrollo sociocultural y económico, se han convertido para muchas mujeres en su prioridad, muy por encima del deseo de tener un hijo, como pudo ser en generaciones anteriores, que lo consideraban como una verdadera prioridad; hoy ya no es así.

Este cambio cultural, se ve reflejado en los servicios que ofrecen las clínicas de fertilidad, como el Centro Mexicano de Fertilidad DoctorAlberto Kably, en donde una gran mayoría de las mujeres que acuden para tratar problemas de infertilidad, son personas que han dejado pasar la edad biológica óptima para tener un hijo, que es entre los 25 y los 35 años de edad, periodo en el que la gestación es menos compleja y más segura.

Subrayó que la percepción de la fertilidad en la mujer mexicana se ha modificado con la idea errónea de que el momento para poder concebir y tener un hijo no se modifica con la edad, y que no hay una consecuencia en el organismo cuando existen desórdenes alimenticios, o incluso hábitos como el tabaquismo, consumo de alcohol e incluso adicciones.

Lo cierto, abundó el especialista, es que las nuevas tendencias en la búsqueda por mantener un peso ideal sacrificando la alimentación, la exposición a fuertes niveles de estrés y las condiciones propias de nuevos estilos de vida “sí afectan la salud reproductiva de las mexicanas”.

Puntualizó que en México el 35 por ciento de los desórdenes de ovulación es el endocrino-ovárico y el 43 por ciento es el síndrome de ovario poliquístico, seguido por el tuboperitoneal —o afección de las trompas de Falopio— con el 28 por ciento.

Previo a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer —este 8 de marzo—, el especialista resaltó el derecho que tienen las mujeres a postergar la maternidad y decidir el momento adecuado para tener un hijo, aunque también pidió tomar en cuenta que después de los 35 años el organismo cambia y las probabilidades de tener un embarazo saludable a mayor edad se reducen pues conllevan riesgos como: presión alta en la gestación, también llamada preclamsia, aborto, nacimiento prematuro, diabetes gestacional, alteraciones genéticas o cromosómicas.

Ante tales riesgos, el doctor Alberto Kably subrayó que existe una excelente alternativa para todas aquellas mujeres quienes han decidido postergar la maternidad a través de la preservación de sus óvulos, cuando están en el rango de edad de entre 25 y 35 años. Esto se puede lograr, dijo, a través de métodos de reproducción asistida.

La infertilidad, abundó, es un problema compartido que afecta tanto a hombres como a mujeres aunque existe mayor atención en los factores que provocan la infertilidad femenina; a nivel mundial las estimaciones son que entre 50 y 80 millones de personas experimentan infertilidad y que hasta el 12 por ciento de todas las parejas tienen problemas de fertilidad en algún momento de su vida reproductiva, esto significa que no logran conseguir un embarazo, luego de mantener al menos 12 meses de relaciones sexuales sin protección anticonceptiva.

Los tratamientos a que una mujer puede recurrir es la hiperestimulación ovárica controlada con medicamentos, inseminación artificial, fertilización in vitro y transferencia de embriones, que son los métodos de reproducción asistida más confiables que existen, subrayó.

El Centro de Fertilidad que lleva su nombre, mencionó el doctor Kably, cuenta con técnicas innovadoras como la criopreservación de óvulos, la cual permite congelar los embriones fecundados a muy bajas temperaturas, o bien, sólo los óvulos para realizar una fecundación in vitro a futuro, de esa manera, quienes así lo desean,+ postergan la maternidad el tiempo que lo decidan con la seguridad que sus óvulos o el embrión, no envejecerá, hasta el momento en que considere la mujer que existen las condiciones para vivir plenamente su maternidad.

 

Datos y Tratamientos

 

● En México el 35% de los desórdenes de ovulación es el endocrino-ovárico, el 43% es el síndrome de ovario poliquístico, seguido por el tuboperitoneal —o afección de las trompas de Falopio— con el 28%

 

● La edad biológica óptima para tener un hijo es entre los 25 y los 35 años de edad

 

● La infertilidad en el mundo, se estima, afecta a entre 50 y 80 millones de personas y 12% de todas las parejas tienen problemas de fertilidad en algún momento de su vida reproductiva

 

● Tratamiento para la mujer: hiperestimulación ovárica controlada con medicamentos, inseminación artificial, fertilización in vitro y transferencia de embriones, son los métodos de reproducción asistida más confiables

 
Todos los derechos reservados ® cronica.com.mx
Sitio desarrollado por GYL SYSTEMS