Nacional

México, tan lejos de la lectura profunda y tan cerca del chateo

 Una revisión al tema de la lectura entre los mexicanos; ¿leemos? ¿qué leemos? ¿entendemos lo que leemos? Una revisión con especialistas y datos duros

Lectura

CUARTOSCURO

CUARTOSCURO

Margarito Pérez

En términos generales, la población mexicana si lee, ya sea noticias, blogs, revistas, medios digitales, es lo que comentan ante Crónica académicos del área de literatura, así como el escritor César Arístides. La lectura de libros que tienen cierta complejidad o implican cierto análisis profundo, es decir, lectura formal, representaría el déficit del país, a juicio del par de académicos consultados que, desde una universidad pública y una privada, respectivamente, han visto pasar generaciones de mexicanos jóvenes que apostaron por las letras como profesión. 

“Ahora con los dispositivos las personas nos llenamos de información, pero no de conocimientos”, menciona Arístides, quien además de escritor es editor de Penguin Random House. 

Pero la lectura en México parece haber ido decayendo. Al comparar el porcentaje de población lectora en los últimos años, se identifica un descenso gradual en los últimos años, con 9.2 puntos porcentuales menos en 2021 en relación con el dato de 2016 de acuerdo al INEGI. 

Pueden ser muchos los motivos por los cuales el mexicano no tiene el hábito: falta de tiempo, interés o gusto por la lectura, por problemas de salud, falta de dinero, entre otros motivos, sin embargo, la práctica de la lectura en México puede tener también un origen cultural.

CUARTOSCURO

CUARTOSCURO

Moisés Pablo

El profesor Felipe Gaytán Alcalá, investigador de la facultad de humanidad y ciencias sociales de La Salle, comenta que en los estratos sociales más bajos se consume entretenimiento gráfico y visual. Tenemos estas pequeñas historietas que se venden y forman parte de la cultura popular del mexicano, como ejemplo: El libro vaquero, mayormente preferido por los estratos sociales bajos, esto se debe a que es una lectura rápida y gráfica, por lo que permite vincular rápidamente el mensaje y a su vez tiene una traducción fácil del contenido. 

X

X

.

En segmentos de clase media, se lee superación personal, crecimiento espiritual, ventas, lo que dibuja una clase media aspiracioncita, consumidora de contenidos que le permiten figurar de una manera distinta el futuro, añade el profesor lasallista. 

En los estratos sociales altos hay un consumo distinto, ya sea estilo, literatura soft como Bajo la misma estrella o Harry Potter, es decir, best sellers o incluso libros de finanzas, añade, es también esta distinción, la manera en que el capital cultural se mueve en los distintos estratos.

"No significa que alguien lea mejor que otro, la forma de entender desde su propio capital cultural es distinta", menciona Gaytán Alcalá. 

A partir de lo dicho por el profesor, sería válido establecer que la percepción del mundo, la experiencia y la forma en que mueven los individuos dependería de los estratos sociales.

CUARTOSCURO

CUARTOSCURO

Andrea Murcia

"Cuando se lee de manera forzada se genera una resistencia, algo parecido con las matemáticas, verlo de manera obligatoria genera un rechazo", añade el profesor Felipe Gaytán Alcalá. 

No solo Gaytán, sino también Rocío Romero Aguirre, profesora investigadora de la UAM, señalan que los libros de texto muchas veces son instrucciones de métodos, y no hay una profundización en lecturas de mayor nivel para los estudiantes. Las lecturas incluidas en los libros de textos gratuitos son lecturas sencillas y cortas, jamás abundan en temas de otro tipo de trascendencia, sin buscar el análisis de los textos, tan solo el cumplimiento de la tarea, por lo que la lectura a temprana edad suele parecer una obligación.

Para el escritor César Arístides muchas veces leemos de corrido, por lo que la concentración resulta difícil y sin un hábito de lectura es complicado que se pueda comprender lo que se lee. 

Los datos de INEGI avalan lo que dice, pues en la encuesta especializada de hábitos culturales, se encontró que solo el 24.6 por ciento de los mexicanos declararon comprender todo lo que leían.

Para la profesora Rocío Romero Aguirre, los hábitos se aprenden por repetición, hay una enorme cantidad de niños y niñas que crecen con esta deficiencia en su propio hogar, con una imagen inexistente de la lectura en casa: es más que probable que la repetición de los comportamientos de esta índole continúe.

CUARTOSCURO

CUARTOSCURO

David Polo

Sin embargo y aunque existe una relación entre el poder adquisitivo y el consumo de lectura en México, no resulta ser un factor determinante a juicio del profesor lasallista.

De acuerdo al investigador, eso se explica principalmente en estudiantes, los cuales necesitan acceder a títulos de mayor costo al ser más especializados, pero los estudiantes no representan toda la población lectora.

Editoriales y demás programas al fomento a la lectura como fue en su tiempo “Para leer de boleto” que ponían en estantes distribuidos en distintas estaciones de la red de metro libros gratuitos a disposición libre del usuario, o incluso casas editoriales como Porrúa que cuentan con colecciones como “Sepan cuantos,” títulos de gran trascendencia y  a precios accesibles, o como el caso del Fondo de Cultura Económica, que tiene temporadas que rebajan los precios de sus libros... sin embargo, el nivel de lectores en México y títulos consumidos por año sigue sin incrementar. 

CUARTOSCURO.

CUARTOSCURO.

Diego Simón Sánchez

De acuerdo al CONEVAL, México es un país en el que el 43 por ciento de su población es pobre, y por supuesto que hay señales que indican que los libros son caros y sería muy difícil encontrar las novedades a un precio accesible, sin embargo, este problema resulta ser multifactorial.

Redes sociales...

Las redes sociales juegan un papel fundamental en el hábito de lectura de la población. Ya que el tiempo que le invertimos hoy en los medios digitales es totalmente significativo. El modo en que se apreciamos la información a través de las redes sociales es de forma inmediata.

La información se presenta en forma de paquetes o a través de videos, donde se exhibe de manera resumida, por lo que no demanda una mayor capacidad intelectual, ni un nivel de comprensión lectora extraordinario.

“Tenemos un crecimiento del consumo de estas redes, lo que se observa son resúmenes, lecturas rápidas y esto te ahorra mucho tiempo, por una parte, puede parecer que facilitan la lectura, sin embargo, también refuerza los malos hábitos incrementando la poca costumbre que se tiene de consultar fuentes externas”, comenta la profesora e investigadora de la UAM Roció Romero Aguirre. 

De acuerdo al INEGI, menos de la mitad de la población de 18 y más años lectora declaró que acostumbra a consultar otros materiales (diccionario, enciclopedia, Internet, etcétera), para buscar información.

Gaytán Alcalá comenta que las redes sociales resultan ser un gran medio para promoción de la lectura y demás, aunque a su vez el uso de estos medios sea causantes para este desfase o “burbujas de lectura” las cuales generan literatura emergente de consumo rápido, no de largo aliento.

Al ver la información resumida en un post o video de Facebook, Twitter o algún otro medio digital, por lo general no indagamos más allá de la información presentada, por lo que el hábito de lectura no termina de desarrollarse. 

"Las redes sociales han traído más comunicación, pero también más vacíos, más pérdida de tiempo, pero igual hay más oportunidades de enterarse rápidamente de los acontecimientos, de conocer más puntos de vista, pero también conoces ideas sin fundamento, expresadas desde la ignorancia",  opina el escritor César Arístides.

CUARTOSCURO

CUARTOSCURO

Daniel Augusto

Mujeres y la lectura...

Existe una tendencia clara en la distinción por sexo respecto a la lectura de distintos materiales. De acuerdo al Módulo de Lectura que practica el INEGI como parte de sus encuestas periódicas, las mujeres declararon leer  libros, revistas y páginas de Internet, foros o blogs en mayor porcentaje que los hombres. Los hombres leyeron en mayor porcentaje periódicos e historietas. 

Existen varios factores a analizar, el investigador Felipe Gaytán Alcalá opina que en el caso de las mujeres que desempeñan labores en el hogar y cuidado de los hijos, el acompañamiento en los procesos de lectura puede ser una de las causas que amplia esta tendencia. 

De acuerdo al profesor Felipe Gaytán Alcalá, hay un sentido más pragmático en los hombres, se acentúa más “es funcional, es practico, lo resuelvo, lo leo”.

"Las mujeres buscan preparase más a nivel profesional, al haber más información accesible o medios de difusión, lleva a las mujeres a querer buscar contenidos, libros, cosas con las cuales identificarse", opina César Arístides.

La profesora del departamento de Humanidades de la Universidad Autónoma Metropolitana, Rocío Romero Aguirre menciona que a consecuencia del empoderamiento y visibilidad de la mujer en la sociedad, en este momento de la historia existe una tendencia notoria de la nueva aparición de literatura escrita por mujeres. Autoras que antes no eran reconocida y fueron ignoradas por escribir temas propios de las mujeres y que se subestimaban, hoy en día son leídas y apreciadas. 

CUARTOSCURO

CUARTOSCURO

Andrea Murcia

¿Que se puede esperar en un futuro?

Las nuevas generaciones buscarán un acercamiento al medio digital, la industria editorial debe renovarse o morir, creando nuevos formatos digitales, agregando experiencias sensoriales y gráficas, todo esto con el fin de cumplir con las demandas contemporáneas de los lectores.

Hoy en día tenemos una sociedad que se ha movido de la lectura a la imagen. Esta transición juega un papel fundamental para incitar al lector, ahora con aspectos gráficos. 

La combinación del texto y el grafico, la imagen y la escritura y los textos no tan largos ni complejos, precisos y compactos, reflejan este cambio en la manera en que apreciamos la lectura o el lenguaje, ya que se vuelve muy precisa la forma de leer, debido a los tiempos tan apresurados o incluso intereses a la información que puede resultar compleja y que se ha mermado. 

"Ejemplos como el microteatro o los microcuentos solamente reflejan esa preferencia a la inmediatez, a la lectura ligera y acelerada por la forma de vida que llevamos hoy en día" , menciona Felipe Alcalá Gaytán.

Una época de extraordinariamente transformaciones rápidas y en las que la lectura, al menos para muchos mexicanos, debe tener esa misma velocidad (continuará...)

CUARTOSCURO

CUARTOSCURO

Isaac Esquivel

Agradecimientos especiales:

Rocío Romero Aguirre, profesora-investigadora de Tiempo Completo del Departamento de Humanidades de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco.

César Arístides, escritor, poeta y editor de Penguin Random House.

Felipe Gaytán Alcalá, profesor-investigador de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de La Salle.

°°°