Nacional


330 gasolinerías han cerrado en el año: les suministraban huachicol

“Por mí que chillen cuanto quieran”, dice el titular, Ricardo Sheffield, ante una posible protesta de autoridades locales. Informa que en promedio cierran más de dos gasolineras a diario por la lucha contra el huachicol; “dueños andaban en malos pasos”

330 gasolinerías han cerrado en el año: les suministraban huachicol | La Crónica de Hoy

(Segunda y última parte)

Al menos 330 gasolineras han cerrado durante 2019, tras implementarse la estrategia federal contra el huachicol. Un promedio de más de dos al día, y el número va en aumento.

—¿Y estas estaciones se usaban para distribuir combustible robado? —se pregunta a Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, encargada de verificar el suministro.

—Pues no han vuelto a abrir, hace unas semanas eran 300 y ahora ya vamos en más de 330. Volvemos y las encontramos ­cerradas. Para la Comisión Reguladora de Energía siguen operando, porque no avisaron. Simplemente dejan de comprar y reportar el precio. Alguien que delinquía, que está siendo investigado por la Fiscalía General de la República, ¿le va a avisar a la CRE que lo cacharon en la maroma y cerrará? Pues no.

Han sido detectadas gasolineras con esta mecánica, cuyos dueños prefirieron huir, hasta en calles aledañas a la Profeco, “aquí a dos cuadras”, detalla Ricardo, hombre franco, sin rodeos.

“Cerraron en respuesta al combate al huachicol, es lógico pensar que andaban en malos pasos, pero le toca a la Fiscalía investigar, están presentadas las denuncias”.

—¿Qué te ha llamado la atención de su modo de operación?

—Que prácticamente todas las que han cerrado se ubican en los nueve estados donde hubo y ha habido problemas de desabasto de combustible.

—Cierran, huyen, ¿y luego podrán volver como santos?

—Por eso también debería investigar la CRE, ¿por qué 3 o 4 meses cerradas? Pero en la CRE tienen la idea de que las gasolineras tienen dueños y éstos ya sabrán cuándo las abren y cuándo no. Lo cierto es que los registros han ido creciendo.

Por esta sospechosa suspensión de actividades, la aplicación para conocer quién es quién en el precio de la gasolina (Gasoapp) se volvió inoperante, pues el precio reportado por gasolineros en escape se quedó rezagado.

Casi 50 gasolineros han rechazado la verificación en las últimas cinco semanas. Por la negativa, son multados con 800 mil pesos…

—Parece muy poco —se le comenta a Sheffield—, ¿pero al menos pagan las multas?

—Ése es otro detalle. La Profeco tendrá facultades de cobrar sus propias multas a partir del 1 de julio, las estoy guardando para cobrarlas yo.

—¿No lo hacían?

—El mecanismo era que la Procuraduría las mandaba a las áreas de cobranza de gobiernos estatales o municipales vía un convenio, y hasta después de un año o medio año reportaban si las habían cobrado o no. Me faltan pocos días para hacerlo yo mismo, gracias a la reforma a la Ley Federal de Protección al Consumidor de enero de 2018, cuyo espíritu era darle su lugar a la Profeco como institución, porque se reían de ella.

—¿Pero al menos estados y municipios sí las ejecutaban?

—Anda como en un 50 o 60 por ciento el nivel de cobros por medio de terceros. Mejor las estoy guardando. En este momento, por cobrar, hay más de mil 500 millones en todo el país y, a partir de julio, será un ingreso 100 por ciento para el gobierno federal, porque del otro modo nos devolvían menos del 10 por ciento, pagándonos nóminas locales o la renta de una oficina, pero veíamos cuando mucho 10 centavos por cada peso.

—¿No van a saltar ahora las autoridades locales?

—Por mí que chillen cuanto quieran, es una facultad que jamás debieron ejercer ni tenían, que se estipuló por medio de convenio. Después del 1 de julio ya no se tendrá que esperar un año para cobrar, cuando mucho lo haremos en días, acaso semanas.

—¿Cuánto obtiene Profeco en multas?

—Estimo que el ingreso a nivel nacional puede ser de 2 mil millones de pesos anuales, en todos los rubros, desde multas de 8 o 9 millones de pesos hasta de unos cuantos cientos de pesos. Los gobiernos locales se olvidaban por completo de las multas pequeñas, no hacían ni el menor esfuerzo, las daban por incobrables.

Según el funcionario, más del 80 por ciento de los casos de abusos al consumidor se arreglan por la vía de la conciliación, “y es nuestra apuesta, no se trata de cobrar por cobrar, los casos que sí llegan a multa es por una mala y reiterada conducta; y si se aplican, hay que cobrarlas, de lo contrario no sirven de nada”…

EL MERCADO DE CONSUMIDORES DE LA PROFECO

122 millones  de mexicanos

33 millones  de extranjeros

Funcionarios  en la Procuraduría:  4 mil

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -