Escenario


“'En el barrio' no tiene tema político, es un recordatorio de nuestra humanidad”: Lin-Manuel Miranda

Cobertura. El creador de Hamilton habla de su película junto a la actriz mexicana Melissa Barrera; estrena este jueves en salas

“'En el barrio' no tiene tema político, es un recordatorio de nuestra humanidad”: Lin-Manuel Miranda | La Crónica de Hoy

Foto: (Cortesía) Latinos. El filme es protagonizado por Anthony Ramos, reconocido actor del musical Hamilton.

Con el musical Hamilton, el actor, productor, cantante y compositor Lin-Manuel Miranda alcanzaría el reconocimiento tanto en Broadway como a nivel internacional, y lo volvería un referente obligado de la cultura pop. Ahora llega a las pantallas nacionales En el barrio (In the Heights) la adaptación cinematográfica de su primer gran éxito teatral, la cual tuvo que recorrer un largo camino de los escenarios a los sets de filmación, como comentó su propio autor en conferencia de prensa.

“Empezamos a hablar de la posibilidad de esto en 2009. Hace ya un tiempo”, reflexiona. “Hasta que por fin Warner Bros. nos dió chance de hacer la película que soñamos, una película grande”. Sin embargo, Miranda ve este largo camino no como algo adverso, sino como una especie de destino afortunado, algo necesario para que el proyecto madurase. “Todo ocurrió como debía de ocurrir. Este elenco es un cast de sueño, y ese cast pudiera no haber ocurrido en 2009. Es decir, todo ocurrió del modo que debía ocurrir. Me siento tan orgulloso. Gracias a ello tenemos la mejor versión posible de la película”, dijo.

Al igual que el musical, la película narra la historia de un cuarteto de jóvenes encabezados por el dominicano Usnavi de la Vega (Anthony Ramos), quienes crecieron en un barrio latino en la ciudad de Nueva York. Cada uno de estos jóvenes tiene anhelos y sueños propios. Entre esos jóvenes se encuentra Vanessa, quien en el filme es interpretada por la mexicana Melissa Barrera. Sobre su audición y la presencia de la actriz en el largometraje, Lin-Manuel recuerda que “Ella llegó a audicionar, y le dio abrazos a medio mundo. Ella caminó por la habitación diciendo, ‘hola, soy una abrazadora’, y entró dando abrazos” comentó divertido.

Pero más allá de lo anecdótico, el autor elogió el trabajo de Melissa, y afirmó que es una intérprete de alto nivel. “Yo ya era fan de Vida (su show televisivo); pero yo no sabía que pudiera cantar como canta en esta obra. De verdad que es tan inteligente, tan talentosa, y al mismo tiempo tan fuerte. Vanessa (su personaje) ha sobrevivido a mucho en su vida, y Melissa tiene todo eso. Y era también un supermatch para Anthony Ramos”, dijo.

“Una de mis escenas favoritas en la película es cuando interpretan a dúo la canción ‘Champagne’, la cual se filmó con los actores cantando en vivo, sin cortar la cámara. La canción entera es como una puesta en escena. Y nos quedamos con la novena toma, fue la que se quedó en la película. Pero la filmamos como si fuera una obra en vivo, un musical. Y ese es el nivel de calibre que tienen Melissa y Anthony. Decían: ‘¿lo vamos a hacer en una toma, y en vivo?, ok, muy bien’. Y así se pasaron el día entero, y eso fue magia”, añadió encantado Miranda.

Barrera por su parte, se muestra muy contenta de haber podido formar parte de este proyecto que, para ella, fue como estar en familia. “Fue un gran honor trabajar con gente tan talentosa. Pero más allá del talento, personas con corazones gigantes. Me enamoré de cada uno de ellos”, afirma. “Tuvimos la fortuna de tener un proceso de cinco meses juntos en Nueva York, y nos convertimos en una familia. Yo fuí fan de Daphne Rubén Vega (reconocida actriz de Broadway). Cuando la conocí por primera vez, no me le quería acercar (risas). Pero ella es la persona más sencilla”, destacó. 

Jimmy Smiths también. Y de Lin… es muy impresionante como una persona tan exitosa, y tan amada por el mundo, es tan sencilla y tan generosa. Estaba como niño chiquito en los monitores durante la filmación de toda la película, emocionado de que se estuviera haciendo finalmente, ya que tiene más de 20 años esperando. Y sí, la película va a salir y le va a pertenecer al mundo. Pero lo que nosotros tuvimos esos cinco meses, nos pertenece a nosotros, y es algo que nos unió y nos va a tener unidos para siempre”. aseguró entusiasmada.

También expresó que el haber participado en el filme fue una experiencia muy importante en su vida personal y profesional. “Esta película, su historia y todo su proceso cambió mi vida. Creo que para muchos de nosotros cambió nuestras vidas”, declaró. “La pasamos increíble haciéndola, pero con lo que me quedo es con la familia que hicimos. Ahora tengo a estas personas que sé que puedo contar con ellas, que las sigo viendo y veo cómo salieron después de En el barrio, y cada quien está triunfando, y siguen haciendo otras cosas. Se siente un poco como que nos graduamos de la escuela y ves como cada quien sale y sigue haciendo sus cosas y siguen creciendo; y es hermoso poder compartir eso con personas que quieres y que te inspiran y son tu familia”, explicó. 

Y agregó que “aprendimos muchísimo el uno del otro. Yo absorbí inspiración de cada una de las personas, de su ética de trabajo, y modelar mi carrera con gente tan trabajadora y exitosa y poder compartir la pantalla con ellos fue uno de los regalos más grandes”.

Tanto Melissa Barrera como Lin-Manuel Miranda se muestran entusiasmados con el producto final, y de que la película por fin se estrene en salas, no solo porque sostienen que lo obtenido es una obra con mucha calidad (y corazón) sino porque también consideran que es una gran aportación a la representación de los latinos en el cine norteamericano, una que además intenta contrarrestar los estereotipos negativos que sobre esa comunidad en Estados Unidos, se han venido perpetuando en el cine y la televisión los cuales, con un enfoque abiertamente racista; fueron explotados políticamente por el gobierno de Donald Trump.

“Están tan acostumbrados a ver drogas y crímenes en el centro de nuestras narrativas, porque eso es lo que ellos escriben. Nos ven en las noticias a las once de la noche. Y creen que eso es la realidad, la realidad de todos los días, expresó Miranda, y añade que “los estereotipos se vuelven realidad si los repites las suficientes veces”, enfatizó Barrera. “Todos conocemos los tres o cuatro estereotipos de los latinos que normalmente nos dan la oportunidad de interpretar en películas. Y todos son negativos”, sentenció. 

“Al existir esta película se están rompiendo todos los estereotipos. Al tener este hermoso y amplio espectro, los diferentes tipos de personajes dentro de una comunidad, que todos tienen experiencias de vida distintas, y todos están pasando por viajes diferentes, con obstáculos diferentes, te das cuenta de la diversidad que existe dentro de nuestra comunidad, y la cantidad de historias que tenemos que contar. Y a mí lo que personalmente me encanta de esta película, es que es completamente aspiracional. El punto es que sí, estamos rompiendo todos los estereotipos, estamos demostrando la cantidad de diferentes tipos de historia que podemos contar en una película de latinos” afirmó.

“En los Estados Unidos hemos sobrevivido a uno de los ataques más severos a nuestra comunidad por parte de la administración anterior, como no habíamos visto antes”, declaró Lin-Manuel. “Y de nuevo, el debate y el discurso acerca de la inmigración, las denostación de la gente latina en los Estados Unidos. Nuestro último presidente abrió su campaña diciendo que México nos enviaba a sus violadores y asesinos. Así que sí, estoy feliz de que podamos irrumpir hacia el mundo con algo opuesto a ese mensaje. En el barrio no es una película con tema político, sino un recordatorio de nuestra humanidad; de la tradición y la cultura; de cómo encontrar un hogar, y yo creo que es muy importante, sobre todo ahora que salimos de esa administración y que la sobrevivimos”, dijo.

Ya que el tema central del filme alude a los sueños personales de sus protagonistas (y la lucha por alcanzarlos), el propio Lin-Manuel Miranda ve la película como su propio sueño hecho realidad. “En verdad, es un sueño de más de 20 años por fin realizado, y además me permitió tener otro mini sueño cumplido: poder escribir una canción para Marc Anthony, y que la cantara en los créditos finales. Para los puertorriqueños, Marc Anthony es nuestro Frank Sinatra, y escribir una canción para él es otra palomita en la lista de este escritor neoyorquino”, dice bromeando sobre sí mismo. “Otro sueñito cumplido”, añade a modo de complicidad Melissa Barrera.

En el barrio ya se encuentra en cines de la CDMX y de la república mexicana.

Comentarios:

Destacado:

+ -