Opinión


Álvarez-Butlla

Doña María Elena tiene un discurso poco prudente, aunque esté apegado a lo que muchas veces dice su jefe. Así como con simpleza critica que "en el pasado" (ese sitio y tiempo oscuro y sádico que agobió al pueblo honesto y bueno) el presupuesto de Ciencia y Tecnología fue agandallado para satisfacer la voracidad de los empresarios, pues así también se continúan considarando los apoyos fiscales hacia la IP que se involucra en proyectos con los científicos y los pioneros tecnológicos. No nos malentienda, doña María Elena, nos parece excelente que esos apoyos existan, pero ¿para qué entonces lo del discurso antiempresarial?

Álvarez-Butlla | La Crónica de Hoy

 Doña María Elena tiene un discurso poco prudente, aunque esté apegado a lo que muchas veces dice su jefe. Así como con simpleza critica que "en el pasado" (ese sitio y tiempo oscuro y sádico que agobió al pueblo honesto y bueno) el presupuesto de Ciencia y Tecnología fue agandallado para satisfacer la voracidad de los empresarios, pues así también se continúan considarando los apoyos fiscales hacia la IP que se involucra en proyectos  con los científicos y los pioneros tecnológicos. No nos malentienda, doña María Elena, nos parece excelente que esos apoyos existan, pero ¿para qué entonces lo del discurso antiempresarial?

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -