Opinión


¿A qué presidente conocemos?

¿A qué presidente conocemos? | La Crónica de Hoy

DR. MARCELO EBRARD,

SECRETARIO DE RELACIONES EXTERIORES:  

+Una gota de pura valentía

vale más que un océano cobarde

Séneca

Christopher Landau ha sido uno de los embajadores estadounidenses más populares en México.

Bajando del avión que lo trajo a nuestro país el 16 de agosto de 2019, se dirigió a la Basílica para llevar flores a la Virgen de Guadalupe. En sus redes sociales constantemente subía fotos y comentarios elogiosos de sus recorridos por lugares emblemáticos del país. Su cuenta de Twitter alcanzó los 150 mil seguidores.

            Hace unos días fue el ponente en la mesa redonda Mission Mexico, organizada por el Consejo de Embajadores Estadounidenses. En un momento dado, el moderador preguntó a Landau cómo fue recibido por Andrés Manuel López Obrador a partir de que cuando el mexicano era candidato, no paraba de hacer comentarios hostiles hacia EUA. Del otro lado de la frontera la situación no era mejor; recordemos que durante su campaña, Donald Trump tomó como caballito de batalla al muro fronterizo y a los migrantes mexicanos.

            De acuerdo con Landau, el presidente lo recibió amablemente y le reiteró que México y EUA están “en el mismo equipo; tenemos una historia común y una frontera compartida”. O sea, pura retórica populista de ambas partes.  

            Al tocar el tema del narcotráfico, Landau narró los entretelones del caso de Salvador Cienfuegos. Resulta que el mismo día de su llegada, le pidieron firmar un documento sobre el arresto del ex secretario. Él se negó porque, primero, calculó las consecuencias desastrosas que tendría para la relación bilateral. Segundo, porque no tenía información sobre el caso y, para colmo, no podía hablar con nadie pues era una imputación sellada (sealed indictement) del Departamento de Justicia.

            El ex embajador afirmó que la acusación no tenía ni pies ni cabeza, por lo que era un buen ejemplo de la visión errónea de EUA sobre el crimen organizado. Las agencias estadounidenses  llaman cártel a cualquier grupo “involucrado en alguna actividad criminal en México (…) Es un error, porque un cártel implica una organización muy sólida y estructurada” para el tráfico de drogas. Solo unos cuantos cárteles se consolidan y alrededor de éstos se mueven un montón de grupúsculos menores. Como sea, no era el caso del general Cienfuegos.

En EUA, cada secretaría parte de una perspectiva parcial y no trabaja coordinadamente con las demás. Según Landau, los distintos gobiernos de su país no han desarrollado una política antidroga completa y coherente, empezando por el combate al lavado de dinero.

            Para el ex embajador “resulta frustrante que llevamos 30 años hablando de este problema y siempre es lo mismo. (…) Mientras exista la demanda estadounidense, los narcos van a encontrar la manera de traficar. (Pero también) tiene que haber voluntad política del lado mexicano para enfrentar al crimen organizado”. ¡Vaya declaración!

En opinión del diplomático, la actitud de laissez faire de López Obrador plantea un serio problema para ambos gobiernos y pone como ejemplo el atentado contra Omar García Harfuch, Secretario de Seguridad de la CDMX. “Nunca se había dado un ataque de estas dimensiones en el corazón de México -expresa el diplomático- y para mi total sorpresa, el gobierno federal no hizo nada. Ni siquiera una declaración de ‘ya basta’. AMLO  persiste en evitar este tipo de conflictos”.

¡¿Evitar conflictos?! ¡Pero si todas las mañanas escuchamos al presidente agarrar pleito con alguien! No cabe duda que a veces necesitamos que otros ojos nos muestren tal cual somos. Si hace tres años López Obrador hubiera dicho que evitaría conflictos con el crimen organizado, quién sabe si hubiera juntado 30 millones de votos…

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -