Opinión


A sufrir la victoria

A sufrir la victoria | La Crónica de Hoy

A pesar de su holgada victoria en la encuesta para elegir al nuevo dirigente nacional de Morena, al diputado Mario Delgado no le espera una luna de miel ni nada por el estilo.
En Morena estará sujeto a un marcaje personal agobiante. Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional, Citlali Hernández, nueva secretaria general y Ramírez Cuéllar, actual dirigente nacional del partido, son sus adversarios políticos y lo han descalificado varias veces en público.
Viene una etapa de ásperas negociaciones sobre las posiciones en el Comité Ejecutivo Nacional, donde Delgado espera colocar algunos aliados que le cuiden las espaldas.
La pregunta pertinente es si en estas condiciones por demás adversas, Delgado será capaz de introducir un principio de orden al partido para encarar el desafío de la elección 2021, la más grande de la historia, y estar en posibilidad de hacer valer los pronósticos que lo colocan como favorito.

El riesgo de la CDMX
El repunte de contagios de coronavirus amaga a la CDMX. La metrópoli está desde principios de julio en semáforo naranja.
No ha sido posible pasar al color amarillo. Aunque el naranja de julio es distinto al de finales de octubre porque muchas actividades económicas han reanudado labores.
No obstante, como en otras entidades de la Republica, en los últimos días se ha registrado un incremento de hospitalizaciones y es responsabilidad compartida impedir que crezcan y actividades económicas que ya abrieron tengan que cerrar otra vez.
Las autoridades capitalinas, comenzando por Claudia Sheinbaum, tienen la responsabilidad mayor, es verdad, pero los ciudadanos no están al margen. 
Mantener la salud y evitar el colapso económico es tarea de todos. 

Moño negro
El fallecimiento del senador Joel Medina obliga a rediseñar la estrategia para las sesiones presenciales en el Congreso.
El legislador tlaxcalteca falleció por Covid-19 y estuvo presente en el salón de sesiones todavía el miércoles pasado. Urgen pruebas entre los que estuvieron cerca de él a lo largo de la maratónica sesión.
Hay un moño negro en el escaño de Medina. Se han externado toda clase de reacciones. Algunas de legítima preocupación por las condiciones en las que se labora en los recintos legislativos y otras francamente oportunistas que tratan de sacar raja de una desgracia.
Lo razonable es que diputados y senadores, en su calidad de representantes populares, den el ejemplo de cómo conducirse en grupos grandes y espacios cerrados para reducir al mínimo el riesgo de contagios.
Lo que hagan, o dejen de hacer, en las próximas sesiones será evaluado por la ciudadanía.

Buenas cuentas
La democracia no fue una víctima más del Covid-19. El INE entregó buenas cuentas de la organización de los comicios en medio de la pandemia de coronavirus.
Casi dos millones de ciudadanos de Coahuila e Hidalgo salieron de sus casas y fueron a las casillas, donde los organismos electorales aplicaron protocolos rigurosos de protección. Se instaló el 100 por ciento de las casillas.
Fue una jornada exitosa, sobre todo porque los niveles de participación se mantuvieron en el promedio de otras elecciones locales en ambos estados.
Fue un ensayo para llevar a cabo los trabajos preparativos de las elecciones que se aplicarán el año próximo cuando, todo parece indicar, seguiremos inmersos en la emergencia sanitaria.

Comentarios:

Destacado:

+ -