Nacional


Desconcierto por falta de claridad, ¿qué viene para las escuelas?

El PNUD calcula que 15.5 por ciento, de los estudiantes no continuarán sus estudios en el nivel medio superior, lo que será especialmente cierto para aquellos que carecen de los recursos digitales, económicos y escolares para afrontar la crisis

Desconcierto por falta de claridad, ¿qué viene para las escuelas? | La Crónica de Hoy

Foto Especial

El psicólogo educativo Eduardo Backhoff Escudero, quien también se desempeñó como consejero integrante del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), sostuvo que con base en estudios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la interrupción prolongada de los estudios formales puede provocar pérdida de conocimiento y de habilidades fundamentales adquiridas, como la lecto-escritura y el desarrollo, conocimiento y dominio de las matemáticas.

Ante el panorama de confinamiento al que ha obligado la epidemia por la COVID-19 y motivo por el cual, los estudiantes de todos los niveles educativos, pero con particular cuidado los de educación básica, han tenido que suspender clases desde el mes de marzo pasado, hasta la fecha, el prolongamiento de la suspensión de clases presenciales y que sigan siendo sólo a través de la televisión para quienes tengan acceso a ella, esto colocará, dijo, en desventaja a estudiantes de los estratos más bajos que ya venían presentando rezagos previos.  

En este mismo sentido, el especialista señaló que el efecto más devastador del COVID-19 en la educación del país será el incremento en la tasa de abandono escolar. El PNUD calcula que 15.5 por ciento, de los estudiantes no continuarán sus estudios en el nivel medio superior, lo que será especialmente cierto para aquellos que carecen de los recursos digitales, económicos y escolares para afrontar la crisis, es decir: indígenas, hijos de jornaleros migrantes y jóvenes en pobreza extrema. En todos estos casos, las mujeres correrán mayor riesgo que los hombres, puntualizó.  

Al respecto, el colectivo Educación con Rumbo, resaltó que muchas de las escuelas privadas están comprometidas con la educación, realizando inversiones para continuar con la formación de sus alumnos a distancia, pero también es imprescindible que estén listas para el regreso presencial, ya que la interacción en persona es parte central del aprendizaje significativo.  

Hay desconcierto por la falta de claridad y lineamientos de operación por parte del gobierno, sin embargo, el sector privado educativo se está reconvirtiendo sobre la marcha con buenos resultados.  

Asimismo, se destacó que existe un buen número de escuelas privadas que han transitado al modelo digital con adecuados niveles de éxito, pero deben tomar el liderazgo en sus comunidades complementando y fortaleciendo las medidas dictadas por el Gobierno. No obstante, es necesario fortalecer la comunicación con padres y llegar a acuerdos para involucrarlos en lo posible en el proceso educativo.  

Ello, de manera especial en las escuelas particulares, aunque esto no debe excluir a las que conforman el sistema público, no deben dejar de lado aplicar la libertad de cátedra e innovación. Analizar y evaluar aprendizajes, fortalecer tutorías, crear redes solidarias con otras escuelas y llevar a cabo alianzas. 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: