Metrópoli


Abasto, al 100% en la CDMX

Despachadores entrevistados por Crónica afirman que el número de personas que buscaban tanque lleno disminuyó

Abasto, al 100% en la CDMX | La Crónica de Hoy

La venta de combustibles en estaciones de servicio se normalizó en la Ciudad de México; después de casi dos semanas de desabasto y compras de pánico por parte de los habitantes de la capital, hoy las gasolineras atienden de manera normal e incluso con menos gente de lo habitual.

Crónica realizó un recorrido por el norte, sur y oriente de la CDMX; las largas filas terminaron y los primeros efectos del plan contra el robo de combustible del gobierno federal quedarán en los anales de la Ciudad de México.

En la alcaldía de Azcapotzalco y la Gustavo A. Madero aún estaban colocados letreros que decían: “No se llenan garrafas”, o los horarios disponibles, aunque los despachadores comentan que deben seguir ahí en caso de que se presente un nuevo caso de desabasto.

Juan Manuel, de la estación de servicio en Tres Culturas, Azcapotzalco, explicó a Crónica que las indicaciones de sus patrones eran atender a todos sin excepción.

“Ya es menos gente, incluso creía que ahora que estamos con gasolina íbamos a tener más filas, pero estamos tranquilos ya hay producto; incluso mi jefe nos pidió vender en garrafones si la gente lo pide, pero sólo dos por persona”, señaló Juan Manuel.

En el área Metropolitana, como municipios de Tlalnepantla y Naucalpan, son pocas las estaciones de servicio que tienen largas filas, éstas no superan los 12 carros, y los precios, según los automovilistas, se mantienen y esperan que la situación continúe así de tranquila y no como semanas atrás.

“Hace unos días, tres horas formado para cargar; ahora, como si nada. La gente se alteró como si ya nunca hubiese gasolina, ojalá las cosas se mantengan porque pierdo tiempo y dinero formado, la verdad si le perdí con el desabasto”, comentó Arturo Flores, taxista en una gasolinera de la GAM.

SIN MIEDO.  Ni siquiera con la explosión del ducto clandestino en el estado de Hidalgo, los habitantes capitalinos se preocuparon de si habría desabasto; al parecer el comentario de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de que no habría problemas con la tragedia sucedida en Hidalgo, dejó tranquila a la gente.

En Coyoacán, por ejemplo, las filas que daban vuelta a las cuadras terminaron; la venta de gasolina ya no es restringida a unos cuantos litros y los despachadores comentan que ya sólo algunos conductores piden el tanque lleno, tal como lo hacían antes del desabasto.

Julio Vázquez, un despachador de la gasolinera que se ubica casi en la esquina de Miramontes y Escuela Naval, explica que regresó a la normalidad este centro de abastecimiento. “Ya todos piden lo de siempre, muchos tiene hábitos marcados, pasan por lo de siempre, no más de 300 pesos, algunos ya piden 100, que te dura un par de días”.

Permanecen en algunas gasolineras de colonias como Prado Coyoacán, El Reloj, Candelaria, Conjunto Urbano Tlalpan, entre otras, los letreros en los que se informa que sí se vende gasolina en bidones, no obstante esta forma de compra ya no se da.

Dentro de la lista de alcaldías, en donde se registró más desabasto y largas filas fue en Iztapalapa; a una semana de la crisis “la situación de desabasto y las largas filas han desaparecido”, así lo afirma el despachador Jesús Romero, quien asegura que sólo los primeros días de enero, entre el 7 y 8, las filas eran de más de 50 carros y de hora y media a dos horas y media en la espera de cargar un poco de combustible”.

También aseguró que, en la últimas semana, la gasolinera ha recibido su abastecimiento sin atrasos y no han tenido que cerrar, como lo hicieron en días de la crisis y el pánico de los ciudadanos”

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -