Metrópoli


“Abogadas Especializadas”, sólo para primer contacto con mujeres violentadas

Al conocer a la denunciante, identifican la gravedad de la violencia que viven, si son proclives a ser víctimas de tentativa de feminicidio, y determinan si su situación amerita medidas de protección

“Abogadas Especializadas”, sólo para primer contacto con mujeres violentadas | La Crónica de Hoy

En torno al tema de las abogadas de mujeres y la falta de atribuciones para verdaderamente acompañar a las víctimas de violencia de género, la vocería de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) señaló que las abogadas que se encuentran en las 79 agencias desconcentradas representan legalmente y asesoran a las víctimas sólo en el primer contacto, en la primera entrevista ante la autoridad.

Precisó que la importancia de las abogadas radica en que ellas son una acción de prevención del feminicidio, pues identifican desde el primer contacto la gravedad de la violencia que viven las denunciantes, es decir, si son proclives a ser víctimas de tentativa de feminicidio, y determinan si su situación amerita medidas de protección.

Señaló que las Abogadas de las Mujeres están adscritas a la Secretaría de las Mujeres. Su origen se encuentra en un convenio de coordinación entre la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) y la Secretaría de las Mujeres, pactado en marzo de 2019.

Este convenio tiene por objeto de facilitar a las y los abogados de la Mujeres de la Secretaría, las condiciones, medidas y mecanismos necesarios para orientar, asesorar e intervenir legalmente en el procedimiento penal en representación de las mujeres y niñas víctimas de violencia de género, exclusivamente en la etapa de investigación inicial, en las Agencias desconcentradas y Agencias Especializadas del Ministerio Público de la Procuraduría, a fin de garantizar su real derecho al acceso y procuración de justicia.

No obstante, Ulises Lara, vocero de la dependencia, indicó que la recepción de la denuncia, señaló debe realizarse en el Ministerio Público al que llegue la víctima.

“Lo que la Procuraduría se encuentra haciendo en estos momentos, es la elaboración de un diagnóstico que le permita diseñar una propuesta de seguimiento y asesoría para que las abogadas puedan eficientar su trabajo”.

Aclaró que las abogadas no están facultadas para abrir carpetas de investigación, “esa competencia sólo le corresponde a los Ministerios Públicos. Entonces, para complementar lo que ya se dijo anteriormente, las Abogadas de las Mujeres reciben a las víctimas, identifican necesidades y riesgos, además de los delitos que se pudieran estar configurando, dan asesoría y acompañamiento en este primer contacto y trabajan en equipo con los MP”.

Agregó que en cuanto a la atención médico legal, psicológica, de trabajo social y abogadas, éstas forman parte del trabajo del Sistema de Atención a Víctimas de la Procuraduría, específicamente en el Centro de Apoyo a la Violencia Intrafamiliar (CAVI) y el Centro de Atención a Riesgos Victimales y Adicciones (CARIVA).

Y respecto a las denuncias como los delitos sexuales, éstos se pueden denunciar en cualquier momento, todas las agencias pueden iniciar la carpeta de investigación. “El punto es que al ser un delito que requiere cierta especialización, se les aconseja a las denunciantes acudir a la Agencia central en Dr. José María Vertiz 59 o alguna de nuestras seis agencias especializadas ubicadas en las alcaldías Cuauhtémoc (2), Álvaro Obregón, Venustiano Carranza, Gustavo A. Madero e Iztapalapa”.

Señaló que, en palabras de la propia titular de la PGJ, Ernestina Godoy, cambiar la forma de actuar de los ministerios públicos no es fácil, es un proceso que requiere tiempo ya que se necesita sensibilización, formación y supervisión.

Las acciones que lleva a cabo actualmente la Procuraduría para atender este asunto están divididas en dos ejes: la capacitación a través del Instituto de Formación Profesional, que ha llevado a cabo seminarios y otras estrategias educativas que buscan facilitar la incorporación de la perspectiva de género en el actuar de las y los servidores públicos de la procuraduría.

El segundo eje es que en colaboración con el Comité Técnico, se trabaja en los perfiles y mecanismos de supervisión que deben incorporarse en la nueva Fiscalía.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -