Escenario


Abril Luna danza al pie de tu ventana porque “el arte tiene el poder de sanar”

Entrevista. La bailarina y bajista mexicana presenta "Danzo al pie de tu ventana", proyecto que combina la idea de una serenata con la danza para servir como aliciente emocional y de reinserción social

Abril Luna danza al pie de tu ventana porque “el arte tiene el poder de sanar” | La Crónica de Hoy

Foto: (Cortesía) La artista extrae la experiencia que ha adquirido como músico en los proyectos Fokin Bitches y The Vodoo Ones, para combinarla con la danza.

“Normalmente una serenata es un detalle desde el corazón y con las serenatas dancísticas es dar algo a partir del cuerpo para poder hacer sentir sensaciones a través de él”

Abril Luna es una bailarina profesional, el rostro detrás de Danzo al pie de tu ventana, idea que combina la serenata y la danza en un solo espíritu. Las “serenatas dancísticas” —como ella les ha apodado— nacen en medio del encierro, como una necesidad por expresar su arte y como un aliciente —ya sea de manera virtual o en persona— para la ominosa incertidumbre que la pandemia ha traído consigo.

“El proyecto de la serenata dancística surge a raíz de la pandemia, cuando todo se cierra. De por sí la danza es un arte muy castigado por la falta de espacios y esta vez con la pandemia es aún peor. Cuando se cierran foros, teatros y espacios para poder presentar la danza, las crisis te ayudan a salir y pensar diferente”, declaró en entrevista con Crónica Escenario.

“Todo nace como una idea con mi pareja, quien me contó que quizá debería compartir y hacer estas coreografías que a veces monto en casa, pero con todo el mundo para poder llevárselas a todos. En la pandemia vivimos en crisis, en ansiedad, el encierro nos vuelve muy vulnerables, sumado a perder el contacto físico de las personas que queremos, se vuelve una situación muy desalentadora. Por ello pensé en esta idea de llevar la serenata como una danza, cambie la idea del ‘canto al pie de tu ventana’ —que se me hace muy bonita—, porque yo quiero bailar al pie de tu ventana”, explicó.

Ya sea de manera virtual a través de Zoom o de manera presencial —tomando siempre las medidas de seguridad—, Luna ha empezado el camino de las serenatas dancísticas como una manera de catarsis en medio de la transformación que el mundo sufrió y al que poco a poco la sociedad se va adaptando.

“Me siento contenta, hasta el momento todo ha fluido de manera positiva. La gente lo ha tomado de manera muy amable, con mucho cariño y para mí es una experiencia inolvidable, porque es totalmente distinto a bailar sobre un escenario; durante las serenatas tienes a la gente cerca de ti, tan cerca que incluso te escuchan respirar. Es algo muy fuerte porque estás dando una muestra de amor a alguien que no conoces, le estas dando un cachito de tu alma a alguien que requiere esa serenata”, reconoció.

“El por qué y para qué de esta idea es, principalmente, dar a conocer la danza en esta crisis de pandemia, creo que el arte siempre ha estado presente en todo tipo de crisis y la danza es una de sus herramientas más poderosas para la transformación social, porque te ayuda a sobrellevar momentos feos y a sanar”, aseguró.

“Además, creo que es poderosa porque la danza es directa, es algo muy visual y es el cuerpo hablando. Normalmente cuando das una serenata, estás dando una canción, es un detalle desde el corazón y con las serenatas dancísticas es dar algo a partir del cuerpo y poder hacer sentir sensaciones a través de él”, expresó la bailarina mexicana.

Abril Luna, además de bailarina profesional, es bajista en la banda de punk Fokin Bitches y en la agrupación de surf The Vodoo Ones, lo que la ha llevado a entender de manera distinta su arte y adaptar a cada una de las disciplinas que desempeña, un poco de cada mundo que ha podido conocer a fondo.

“La parte de la música es algo que he llevado a un terreno muy personal, porque la música como cualquier disciplina artística es algo a lo que debes entregarte a diario, a tal punto que empiezas a encontrar en cada canción algo distinto y ha sido un camino que me ha ayudado a entender estos polos diferentes”, señaló.

“En Fokin Bitches, por ejemplo, la música tiene letra y el mensaje ya está definido, te está diciendo algo a través de ello, además de la energía que lo acompaña. Al contrario del surf, donde todo es instrumental, tiene una precisión distinta a la hora de tocar porque cada nota te dice algo sin necesidad de palabras, eso lo relaciono mucho con la danza, en donde hay movimientos que, dependiendo la intensidad con la que los hagas, te cuentan algo distinto”, enfatizó.

Más allá de estos proyectos que acompañan a Luna, en su quehacer artístico, su vocación por la danza la ha llevado a tener un compromiso social. A través de la danza ayuda a que las internas del Centro Femenil de Reinserción Social encuentren un camino más apacible a través de la expresión corporal.

“Es una lucha constante, en primera porque siento que las cárceles o los centros de este tipo no deberían existir, más bien deberíamos impulsar la creación de centros de resiliencia social. Aun así, creo profundamente en la reinserción social a través del arte, porque es algo que ayuda a transformar a las mujeres, es un proceso mágico y deja claro que la danza es un arma poderosa”, concluyó.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -