Metrópoli


Acoso, machismo y desigualdad enfrentan capitalinas todos los días

REALIDAD: En el Día de la Mujer, “no hay nada que celebrar”, puesto que actualmente nadie, ninguna autoridad, puede garantizar su derecho a la vida, protección y libertad de tránsito. Crónica presenta testimonios de mujeres que luchan para sobrevivir.

Acoso, machismo y desigualdad enfrentan capitalinas todos los días | La Crónica de Hoy

De acuerdo con un estudio realizado por el Congreso de la CDMX, el 30% de las mujeres que viaja el transporte público ha sido acosada o amenazada.

Inseguridad, acoso, desconfianza a las autoridades, bullying, machismo, bajos salarios en comparación con los hombres, discriminación… son algunas de las situaciones que actualmente enfrentan las mujeres capitalinas.

En el Día de la Mujer, “no hay nada que celebrar”, puesto que, asegura Georgina Salgado, estudiante de Derecho  de la UNAM, actualmente nadie, ninguna autoridad federal, local, estudiantil, de Derechos Humanos o una empresa particular, les puede garantizar su derecho a la vida, protección y libertad de tránsito.

Por ejemplo el estudio “Género”, realizado para el Congreso de la Ciudad de México indica que el 30% de las mujeres que viaja en el transporte público ha sido acosada o amenazada.

Layla Sánchez Kuri, doctora en Ciencias políticas por la UNAM y feminista, asegura que la violencia, el acoso y la inseguridad hacia las mujeres es más común en la Ciudad de México, que en otras partes del país.

“No es un caso aislado, puesto que nadie está exenta dé sufrir violencia, no importa edad, raza o condición económica”.

Uno de los casos más denunciados por las mujeres en la capital del país es el acoso en el transporte público.

El estudio del Congreso arroja que 53 por ciento de las mujeres que viven en la Ciudad de México viajan en transporte público (Metro, Metrobús, camiones de ruta etc.) a comparación del 47% de hombres que usan estos servicios.

Es decir, las mujeres usan más el transporte colectivo, y la edad de éstas oscila entre los 20 y 40 años.

Monserrat Garduño, una joven de 21 años de edad, comentó a Crónica su mala experiencia de acoso sexual en el Metrobús.

“Iba rumbo a la escuela, entre al Metrobús y, entre el tumulto, un hombre me venía tocando las pompas, yo solo ponía mi mano, pues comencé a asustarme, al poco tiempo volvió a agarrarme la pierna y cuando voltee para ponerle un alto, me di cuenta que mientras hacía eso también se estaba tocando. Grite y en la estación Potrero salí corriendo, nadie le dio importancia, hasta el día de hoy no vuelvo a usar el Metrobús”.

Así como Garduño, decenas de mujeres señalan que es algo común que han tenido que enfrentar.

Daniela Flores, joven de 22 años y estudiante de Comunicación, comentó a este reportero que cuando empezó a viajar en el transporte público, llegó a ser víctima del acoso.

“Tasqueña es un cochinero, pasar por ahí significa chiflidos, manoseadas y hasta los que quieren convencerte de llevarte gratis con tal de que les des un beso, y en los camiones es peor, creen que porque se llena de gente una no se da cuenta, pero es obvio, incluso le pedí a mi madre a los 19 años que me metiera a clases de box, y en un par de ocasiones me he tenido que defender por mi cuenta, porque parece que nadie le interesa”, explicó la mujer.

La especialista Sanchéz Kuri comentó en entrevista que actualmente las mujeres viven en desconfianza, puesto que la sociedad las ha llevado a vivir así…

“Cuando era estudiante, podía salir de minifalda, los tacones, el escote, ahora parece que eso ya está prohibido, ahora no solo debes cuidar tus pertenecías, también el cómo te vistes, pues si sales con una falda o short te arriesgas a que te acosen”, dijo.

Además, el estudio “Género”, elaborado por Colmex, señala que en la CDMX, de las personas violentadas en el transporte público, al menos 30 por ciento ha sido amenazada, y 20 por ciento han sido perseguidas en ciertos trayectos para ser atacadas, pero lo que es peor, las mujeres no denuncian, porque desconfían de las autoridades, de tal manera que no hay acceso a la justicia.

DESIGUALDAD. Otra problemática que viven miles de mujeres es la desigualdad en los sueldos. Julieta Martínez, empleada de una empresa  textil, en la colonia Naranja, alcaldía de Azcapotzalco, denunció que, a pesar de llevar más de 20 años trabajando ahí, nunca ha recibido un aumento de sueldo.

“Llevó casi 25 años, fui de las que fundo esta empresa y aun así, nunca he recibido un aumento considerable o un ascenso de puesto, a mi edad no puedo buscar trabajo, pues no me contratarían, además han llegado otros hombres sin experiencia o con menos tiempo en la empresa y ganan mejor que una, es una injusticia”, explicó la señora.

Layla, especialista de la UNAM, señaló que en México las desigualdades laborales no son nada nuevo, pero siguen existiendo hasta el día de hoy.

“Cuando una empresa hace recorte de personal, las primeras que despiden son a las mujeres casadas, porque creen que tienen marido que los mantenga sin saber realmente sus situación, ¿qué tal que su marido se fue a trabajar a Estados Unidos y no lo ve, o se separaron sin un divorcio formal?, esas acciones siguen pasando en la actualidad”, comentó la Doctora Sánchez Kuri.

Por último la especialista agregó que si han cambiado las cosas para el bien de las mujeres en la capital del país, pero falta mucho por trabajar en cuestión de igualdad y derecho de las mujeres, pidió a todas aquellas que no bajen la guardia a gobiernos que quieran atentar contra la integridad de los derechos en la ciudad de México y que un 8 de marzo no significa una conmemoración, sino es la lucha por un país con igualdades para todos y el respeto a la mujer en cualquier ámbito.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -