Metrópoli


Administración de Mancera infló 900% el costo de las demoliciones del 19-S

En el gobierno anterior costó cinco mil pesos metro cuadrado; hoy 550 pesos

Administración de Mancera infló 900% el costo de las demoliciones del 19-S | La Crónica de Hoy

La administración anterior del Gobierno capitalino, la de Miguel Ángel Mancera, infló 900 por ciento los precios de las demoliciones de edificios dañados por el sismo.

Así lo informó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, quien indicó que ya se dio aviso a la Contraloría para que realice sus investigaciones y deslinde responsabilidades.

“Tan sólo como ejemplo, el año pasado, en reconstrucción —que es increíble que hayan hecho corrupción de un recurso tan sensible de lo que estaba ocurriendo en la ciudad—, las demoliciones costaron cinco mil pesos por metro cuadrado; hoy se están contratando en 550 pesos por metro cuadrado”, anunció Sheinbaum.

El Comisionado para la Reconstrucción, César Cravioto, ya había denunciado que los recursos para la reconstrucción no se entregaron o se malgastaron en la administración anterior.

Incluso aseguró que desde las demoliciones hasta en las reconstrucciones, tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, hubo sobreprecio.

Además comentó que por cada metro cuadrado de nuevas edificaciones se destinaban por lo menos 20 mil pesos, pero en la actualidad, por la misma área reedificada se gastan 11 mil pesos en promedio.

“La reconstrucción se enredó”, dijo Cravioto.

Y agregó: “El jefe de Gobierno saliente, (Miguel Ángel Mancera), tenía más prisa por levantar una emergencia para poderse ir de candidato a lo que fuera, no pudo ser candidato a la Presidencia, pero fue candidato al Senado”.

Con la nueva Administración,  darán más dinero a los afectados que ya iniciaron su proceso de recuperación de viviendas bajo esquemas anteriores, pues los montos no fueron asignados de forma correcta, destacó el comisionado.

Cravioto explicó que el Gobierno capitalino daba 90 mil pesos por departamento, que era el llamado fondo de arranque; más hasta 410 mil pesos de apoyo y el resto que se requería para terminar la vivienda, se conseguía con créditos bancarios.

“Curiosamente, todas las ­corridas financieras que yo he revisado daban que faltaban alrededor de 410 mil pesos, que es lo que tenía que dar el Gobierno, o sea, estábamos financiando en este esquema, la ganancia de los constructores”, reprochó.

En casos en que ya se había dado dinero para reparar o reconstruir edificios, abundó, sólo se contemplaba la rehabilitación estructural del edificio, pero no gastos para adecuarlo.

“En muchos de los edificios que se están rehabilitando con ese recurso, (los habitantes) no van a poder volver a sus viviendas porque va a quedar reestructurado el edificio, y los departamentos van a tener hoyos en las paredes, no van a tener instalaciones”, añadió Cravioto.

Por dichas irregularidades se iniciará una auditoría de gastos de la reconstrucción para fincar responsabilidades a exfuncionarios.

El morenista también arremetió contra la extinta ALDF por causar procesos complicados que afectaron más a los damnificados, desde la falta de un conteo confiable, hasta la falta de atención integral.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -