Opinión


Aeropuertos en alerta

Aeropuertos en alerta | La Crónica de Hoy

Luis Felipe de Oliveira es un hombre de retos. Este ingeniero químico, especialista en combustibles innovadores, fue contratado hace 4 años para dirigir la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA), desde donde apoyó fuertemente el crecimiento de la región y en abril de este año dejó esta posición para asumir la dirección del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), desde donde ha vivido la crisis más grande que el sector de transporte aéreo ha tenido en toda su historia.

En este 2020, el sector de aeropuertos a nivel mundial ha perdido más de 112 mil millones de dólares, el 65% de sus ingresos, pues han dejado de recibir 6,000 millones de pasajeros. Lo aeropuertos que más han sufrido, confiesa Oliveira, son los más pequeños y los medianos, porque las rutas más recortadas son las que conectan justamente estos puntos en donde poco a poco se había ido ampliando la red aeronáutica del mundo.

El principal reto para el 2021 será, pues, recuperar el ritmo porque el 60% del empleo que se genera en la aviación se produce justamente en los aeropuertos, los lugares que logran capitalizar de una mejor manera el crecimiento que ofrece el sector, ya que en sus alrededores suele desarrollarse un entorno que da servicios a viajeros, trabajadores de aerolíneas y del propio puerto aéreo, así como bienes y servicios relacionados con pasajeros y carga. 

Pero el reto fuerte, que se comparte tanto con la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) como con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), es recuperar la confianza del pasajero en que el sistema es capaz de ofrecerle no sólo la seguridad operacional, sino también la sanitaria y que los viajes en avión no serán ocasión de contagiarse del coronavirus o de cualquier otra plaga que se instale en el mundo.

Esto se logrará en la medida en que se usen tecnologías de apoyo, tanto para la identificación de viajeros potencialmente infectados como para evitar que los pasajeros tengan contacto con otras personas en el proceso de documentación y abordaje, cuestión que ya están trabajando tanto IATA como OACI, mediante los controles del Travel Pass y del Commun Pass que ya existen más los que se desarrolen en el futuro y que sería deseable que se interconectaran para que exista homologación.

Por el momento, uno de los principales problemas es la falta de armonización de políticas entre los diversos gobiernos y los aeropuertos de diferentes países, pues las reglas no son homogéneas y los criterios difieren, lo cual causa un enorme caos y desconfianza de los viajeros. Por fortuna ya empieza a verse cierta coordinación entre los 500 aeropuertos más importantes.

Otros temas serán los resultados de la vacunación que aún no se sabe cómo enfrentarán los gobiernos; trabajar fuertemente con la industria para lograr que el transporte aéreo sea sustentable y amigable con el medio ambiente y que el uso de tecnologías se instale para apoyar la innovación en diversos órdenes, que ayude también a bajar costos. Todo un desafío, sin duda.

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables, resarcirle a los trabajadores su patrimonio y dejar de culparlos por el quebranto. E-mail: raviles0829@gmail.com

 

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -