Mundo


Alabama aprueba ley antiaborto que desafía legalidad en EU

Un siglo de cárcel a médicos que practiquen un aborto incluso en caso de incesto y violación. Entra en colisión con el histórico fallo de 1973 que legalizó esta práctica en toda la nación.

Alabama aprueba ley antiaborto que desafía legalidad en EU | La Crónica de Hoy

Activistas emulan al represor Cuento de la criada frente al Congreso de Alabama, en Montgomery. (Foto: EFE)

La ofensiva de los estados ultraconservadores contra el derecho al aborto en Estados Unidos, alcanzó ayer un hito, luego de aprobar el Senado de Alabama la ley antiaborto más dura del país, que prohíbe virtualmente todo tipo de interrupciones voluntarias del embarazo, incluso en casos de violación o incesto. Sólo se permiten en caso de que sea necesario para salvar la vida de la madre y castiga con hasta 99 años de cárcel a los médicos que violen la ley. La medida sólo penalizará a quien efectúe el aborto, no a la mujer a la que se lo hayan practicado.

Momentos después, la gobernadora de ese estado sureño, la republicana Kay Ivey, ratificó la polémica ley, que entra directamente en colisión con el histórico fallo de 1973 de la Corte Suprema de EU, que legalizó el aborto en toda la nación, en el famoso caso Roe contra Wade.

La ley salió adelante por 25 votos a favor (todos, de senadores varones republicanos) y seis en contra, después de cuatro horas de debate sobre el derecho del gobierno estatal a decidir sobre el cuerpo de una mujer que se inició con advertencias sobre el riesgo de “ocupar el lugar de Dios” permitiendo interrumpir un embarazo. Ni siquiera salió adelante la enmienda presentada por los demócratas para autorizar el aborto en los supuestos de violación o incesto, que fue rechazada tras obtener 11 votos a favor y 21 en contra.

“Si es una vida, no puede haber excepciones”, sostuvo el vicegobernador del estado, Will Ainsworth.

Tampoco salieron adelante las enmiendas propuestas por la demócrata Vivian Davis Figures para ampliar la cobertura sanitaria, hacer correr con los posibles costes legales de defender la medida en los tribunales a quienes votaran a favor o ilegalizar las vasectomías, para que no sólo se legisle sobre el cuerpo de la mujer.

“Merece protección”. “Esta ley quiere impugnar Roe contra Wade y proteger las vidas de los no nacidos, porque un no nacido es una persona que merece amor y protección”, declaró triunfante la legisladora republicana Terri Collins, ponente de la ley. “Éste es el camino por el que eventualmente llegaremos a donde queremos llegar”, añadió.

Wade hacía así referencia al propósito último de su ley y de las llamadas “leyes del latido”, aprobadas en otros estados conservadores del sur y medio oeste y que prohíben abortar después de las seis semanas de embarazo (plazo en el que muchas mujeres ni saben que están embarazadas): elevar el asunto hasta la Corte Suprema, con la esperanza de que su nueva mayoría conservadora dé marcha atrás en la decisión de 1973 de legalizar el aborto a raíz del paradigmático caso Roe contra Wade.

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y los nombramientos en el Supremo de los jueces conservadores Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh han supuesto esperanzas renovadas para los que anhelan su prohibición.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -