Opinión


Alejandro Armenta

Habiendo temas legislativos de suma importancia que deben ser debatidos y analizados, el presidente de la Comisión de Hacienda decide participar en un conflicto sin importancia que no tiene lógica y que a todas luces es absurdo. Insiste en que deben desaparecer los poderes en Guanajuato y Tamaulipas y argumenta que estas entidades fueron favorecidas en la última década con partidas extraordinarias que incluso se desviaron a campañas políticas del PAN. La rabieta del morenista no trasciende y mucho menos el tema. Lo único que logra es hacerle perder el tiempo a quienes lo escuchan y obliga a reflexionar sobre si es un buen representante. Lo dicho: hay temas más importantes que estar proponiendo absurdos.

Alejandro Armenta | La Crónica de Hoy

Habiendo temas legislativos de suma importancia que deben ser debatidos y analizados, el presidente de la Comisión de Hacienda decide participar en un conflicto sin importancia que no tiene lógica y que a todas luces es absurdo. Insiste en que deben desaparecer los poderes en Guanajuato y Tamaulipas y argumenta que estas entidades fueron favorecidas en la última década con partidas extraordinarias que incluso se desviaron a campañas políticas del PAN. La rabieta del morenista no trasciende y mucho menos el tema. Lo único que logra es hacerle perder el tiempo a quienes lo escuchan y obliga a reflexionar sobre si es un buen representante. Lo dicho: hay temas más importantes que estar proponiendo absurdos.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -