Opinión


Alejandro Frank

Frank es un cazador de talentos muy particular, su equipo de colaboradores hace jugar a infinidad de niños que, así, jugando, descubren destrezas para entender el mundo que les rodea. De entre estos infantes habrá algunos que destaquen por una capacidad (¿innata? ¿motivada en la familia? ¿alentada por un maestro?) para desarrollar lo que hoy conocemos como conocimiento científico. Es increíble el trabajo de Frank y su gente, pues ya llevan años en esta tarea lúdico-científica. Nuevamente Crónica dedica espacio a esta labor y con ello prioriza, una vez más, los temas que resultan verdaderamente importantes al país. Ojo, en esta misma edición aparecen repartos poco transparentes de plazas de maestros en Oaxaca. Como que una cosa y otra tienen que ver, ¿no les parece?

Alejandro Frank | La Crónica de Hoy

Frank es un cazador de talentos muy particular, su equipo de colaboradores hace jugar a infinidad de niños que, así, jugando, descubren destrezas para entender el mundo que les rodea. De entre estos infantes habrá algunos que destaquen por una capacidad (¿innata? ¿motivada en la familia? ¿alentada por un maestro?) para desarrollar lo que hoy conocemos como conocimiento científico. Es increíble el trabajo de Frank y su gente, pues ya llevan años en esta tarea lúdico-científica. Nuevamente Crónica dedica espacio a esta labor y con ello prioriza, una vez más, los temas que resultan verdaderamente importantes al país. Ojo, en esta misma edición aparecen repartos poco transparentes de plazas de maestros en Oaxaca. Como que una cosa y otra tienen que ver, ¿no les parece?

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -