Mundo


Alemania rechaza la donación automática de órgano

El Parlamento alemán rechazó hoy la propuesta de reforma que hubiera convertido automáticamente a todo ciudadano en donante potencial de órganos, salvo que hubiera expresado su rechazo explícito a ello.

Alemania rechaza la donación automática de órgano | La Crónica de Hoy

El Parlamento alemán rechazó hoy la propuesta de reforma que hubiera convertido automáticamente a todo ciudadano en donante potencial de órganos, salvo que hubiera expresado su rechazo explícito a ello.

El proyecto de ley, defendido por el ministro de Sanidad, Jens Spahn, sólo logró el apoyo de 292 parlamentarios, frente a los 379 en contra.

Con esta ley, el gobierno alemán pretendía impulsar los trasplantes en un país situado en el furgón de cola europeo.

Frente a esa propuesta había presentado una fórmula alternativa la líder de los Verdes, Annalena Baerbock, que consiste en pedir de forma regular al ciudadano su consentimiento, que sí consiguió la mayoría.

El modelo defendido por Spahn era similar al que rige en España, líder mundial en donación y trasplantes de órganos, y con él se pretendía paliar las largas listas de espera en Alemania.

"La disposición a donar órganos debe convertirse en normalidad", argumentó Spahn, para quien su proyecto de ley respetaba el pleno derecho individual ya que "cualquiera puede negarse a ser donante, basta declararlo y no es preciso alegar por qué razón", dijo.

Asimismo están suficientemente garantizados los derechos de los familiares, quienes "en caso de duda", podrán expresar su rechazo.

Baerbock, como algunos diputados de la coalición de Gobierno contrarios a la regulación de Spahn, consideró que el auténtico problema para la donación de órganos en Alemania no es la falta de disponibilidad de los ciudadanos, sino las trabas burocráticas en la práctica hospitalaria.

La líder de los Verdes propone que se pregunte al ciudadano cada diez años, al recoger su documento nacional de identidad, si acepta ser donante potencial de órganos.

Argumenta que la fórmula de Spahn implica simplificar excesivamente la decisión ante algo relevante como el proceder con el cuerpo de una persona tras su muerte.

El debate parlamentario estuvo marcado por la polarización entre ambas propuestas. Para esa cuestión se había liberado a los parlamentarios de la disciplina de partido, para que cada uno votara según su consciencia.

Desde las filas conservadoras de la canciller Merkel, y del ministro Spahn, hubo casi tantas intervenciones a favor como en contra del proyecto de ley del titular de Sanidad.

La oposición parlamentaria se mostró asimismo dividida entre la opción del ministro, la surgida de los Verdes o el rechazo a ambas.

En Alemania, la tasa de donación de órganos está en los 9,7 donantes por millón de ciudadanos, frente a los 48 que se registran en España, según datos de 2018. Se estima que unos 9.400 pacientes esperan un transplante de órgano.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -