Opinión


¡Alerta Amber! La oposición no aparece

¡Alerta Amber! La oposición no aparece | La Crónica de Hoy

Se entregará una recompensa, sin hacer preguntas, a quien proporcione datos que permitan dar con el paradero de la oposición política en México, que nada más no aparece por ningún lado. El dato político duro, del que casi nadie habla, es que desde el primero de julio del año pasado la oposición desapareció. 

López Obrador ha podido hacer y deshacer a su antojo, sin que nadie de la oposición se moleste por hacerle una marca fuerte, pegajosa, en el borde de las tarjetas amarillas. El presidente juega sin rival en la cancha de enfrente, acapara a su antojo los medios de comunicación, acierta, se equivoca, se vuelve a equivocar sin que nadie le saque provecho a sus errores o dislates.

No es un dato menor, mucho menos porque el pasado fin de semana se cumplió un año de la jornada electoral del 2018 y la oposición no ha podido ni siquiera recoger los pedazos de su carrocería que quedaron esparcidos en el camino cuando el tráiler de Morena los arrolló. Un año es mucho tiempo. No hay ni siquiera el esbozo de un discurso, de una narrativa que se oponga a los designios de la 4T que parecen una fatalidad ineludible. Los partidos de oposición cooperan como nadie a que el gobierno cumpla su idea de ejercer el poder sin contrapesos.

Algunos empresarios inconformes, de vez en cuando levantan la voz, los organismos autónomos como el INE y la CNDH se defienden como pueden, porque los partidos opositores siguen pasmados. Los dirigentes de PAN, PRI, PRD y MC le han quedado a deber mucho a la ciudadanía, que no tiene para dónde hacerse. En sus discursos, que son a cada rato, AMLO no se toma ni siquiera la molestia de referirse a la oposición. Sus adversarios ahora son los personajes y organizaciones que llevan a cabo lo que él describió como un “sabotaje legal” al aeropuerto de Santa Lucía. Como los partidos de oposición no cuentan, son irrelevantes, ya no le sirven de nada al Presidente que ahora se lanza contra entelequias resbaladizas como el neoliberalismo o la prensa fifí.

¿Cuánto tiempo seguiremos sin oposición? Igual y el PRI comienza a dar señales de vida una vez que elija a su nuevo dirigente, por ahora a atraviesa por campañas que casi nadie sigue y cuyo personaje central es Ivonne Ortega, pues la yucateca es la única de dará algo de legitimidad al proceso, pues de otra manera Alejandro Morena tendría que hacer rounds de sombra, sin ningún tipo de debate, sin ningún posicionamiento, sin tener que decir quién lo promueve.

López Obrador es vulnerable, pero para confirmarlo pues hay que atacarlo con fuerza. Si nadie lo toca ni con el pétalo de una rosa, pues entonces se quedarà en Palacio Nacional hasta que él quiera. Durante su discurso del domingo para autocelebrarse, AMLO dio las claves a quienes quieran retarlo. Tienen que esforzarse tanto o más que él, ser tercos y radicales, determinados, trabajadores, pero la oposición es todo lo contario, es timorata y floja, muy floja. Está dormida en sus laureles. Me pregunto si hay por ahí algunos ciudadanos que los extrañen, o tal vez sea el momento de pensar en otro tipo de resistencia.

Si Morena se establece en el país como partido hegemónico, casi único, a la manera del PRI de la década de los años 70 del siglo pasado, será en buena medida responsabilidad de la oposición, que nada más no aparece.

 

jasaicamacho@yahoo.com
Twitter: @soycamachojuan

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -