Opinión


AMLO, Fox, Vallejo, CNTE

AMLO, Fox, Vallejo, CNTE | La Crónica de Hoy

López Obrador y Vicente Fox sostienen desde hace años una confrontación política del más bajo nivel. Un debate pedestre. No es que haya expectativa de un debate ideológico de altos vuelos, nada de eso, ninguno de los dos tiene vínculos ni siquiera lejanos con la academia y eso que AMLO estuvo inscrito en la universidad muchos años, aunque claro casi no iba. Son políticos de plaza pública, de esos que arrancan el aplauso con la ocurrencia, con el insulto al contrario, de las víboras prietas a los fifís. El pleito arrancó desde el año 2000 cuando ambos saltaron a la punta de la pirámide política. El tabasqueño como jefe de Gobierno de la CDMX, sin poder demostrar su estancia legal en la capital  y el guanajuatense como presidente de la República. Al principio intentaron cubrir las apariencias con cierta civilidad pero se fueron separando hasta que el proceso de desafuero, una ocurrencia desesperada de Fox, provocó el rompimiento. Y en esas andan desde entonces.

El otro día en Palacio Nacional, AMLO acusó a Fox de boicotear un programa contra el huachicol en el 2004. Se excedió. Es el presidente y no creyó necesario presentar pruebas y emprender un proceso legal, como sería su responsabilidad. Fox respondió diciendo que era un “pinche cuento chino”. Se pasó de la raya. Ni modo, para eso les alcanza. Estamos fritos.

El compadre de La Tuta. ¿Se acuerdan de Rodrigo Vallejo? Bueno la Fiscalía General sí lo recuerda y por eso lo detuvo acusado, otra vez, de delincuencia organizada. Rorigo es hijo de Fausto, que fue gobernador de Michoacán cuando el verdadero poder en la entidad lo tenían los Caballeros Templarios, una banda criminal que a pesar de tener ese nombre ridículo ocasionó mucho ­dolor. Fausto cedió la plaza a los Templarios. Ahí está el bochornoso video que describí así en este espacio: aparecen departiendo como dos alegres compadres, relajados, obsequiosos, cómplices, el hijo de Fausto Vallejo, conocido en el bajo mundo como El Gerber, y Servando Gómez, a quien en los callejones se conoce como La Tuta y que es jefe de una de las bandas del crimen organizado más sanguinarias de la historia.

Hubo en Michoacán una crisis de gobernabilidad que incluyó la aparición de los grupos de autodefensa patrocinados por el propio gobierno federal, civiles armados ­haciéndose justicia por propia mano. Se generó un desorden monumental que tuvo un claro ganador: el Cártel Jalisco Nueva Generación que emergió de la crisis de Michoacán como la nueva banda criminal hegemónica. Por cierto desde el cambio de gobierno el Mencho, que es el jefe del CJNG, ha podido trabajar sin la menor molestia.

Cinco mil millones. La CNTE está calando al nuevo gobierno. Quiere saber qué tanto tiene que apretar para salirse con la suya. Ya les dijeron que no piensan aplicarles la fuerza del Estado sino negociar con ellos todo lo que sea necesario para que ya no hagan travesuras como bloquear vías férreas y colapsar la actividad económica de una amplia región del país. De manera que sus líderes, hablo de la CNTE, se están frotando la mapa. Todo parece indicar que se van a dar vuelo. Van a recuperar la fuerza política que tuvieron y que les arrancó la Reforma Educativa y van a subir la tarifa de sus acuerdos hasta donde su ambición lo permita. Para el caso de Michoacán su tarifica ya va en 5 mil millones de pesos, y apenas en 60 días de gobierno. Nada mal.

 


jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -