Opinión


AMLO pide pensar en las “mamacitas”

AMLO pide pensar en las “mamacitas” | La Crónica de Hoy

Un meme, ingenioso y cruel, lo sintetiza a las mil maravillas: Un delincuente asalta a una señora y le pide la bolsa y el celular. La señora recuerda la fórmula recomendada por López Obrador y le dice al ratero: “no sea así, piense en su mamacita”. El malandro reacciona: “tiene razón, también deme sus aretes y las pulseras para mi mamacita”.

El presidente no pudo entregar buenas cuentas en materia de seguridad en su Primer Informe de Gobierno. La situación está igual o peor de cómo la recibió el primero de diciembre del año pasado. Recibió un cochinero y así sigue. Claro que en campaña y cuando era presidente electo habló mucho, más de la cuenta, augurando resultados inmediatos. Conforme fue conociendo la dimensión del problema tomó una decisión draconiana: de plano militarizar la seguridad pública del país. Dijo que no lo haría, pero lo hizo, igual porque se asustó o tal vez porque tuvo pereza de buscar otras opciones. Resolvió poner todos los huevos en la canasta de la Guardia Nacional como si fuera una panacea. No lo es. Está lejísimos de serlo.

También ha estado evaluando la posibilidad de ponerse a platicar con los líderes de las principales bandas del crimen organizado para negociar con ellos su regreso a la legalidad. Se dice que él quería pero que los mafiosos no le hicieron caso.  Acaso agobiado por la falta de resultados este fin de semana durante una gira por Tamaulipas dijo: “los delincuentes están mal, así no es la cosa, yo los llamo a recapacitar, piensen sobre todo en sus familias, en sus mamacitas que sufren tanto por sus hijos”.  Fue todavía más explícito y pidió a la delincuencia decirle “fuchi”, “guácala” al crimen.  ¿Sus palabras caerán en terreno fértil o en tierra árida que no da frutos? ¿Usted cree que uno de esos criminales depondrá las armas, donará su dinero a obras pías y se conseguirá una chamba normal, de Godínez, para no hacer sufrir a su mamacita? Yo digo que no, pero igual porque tengo poca fe. 

La verdad es que se trata de un problema mayúsculo que el Estado mexicano no ha sabido enfrentar ni en este sexenio de la 4T, ni antes. Las grandes bandas criminales tienen su sustento en el tráfico de drogas hacia ese megamercado que es Estados Unidos cuyo apetito insaciable de drogas es conocido mundialmente.  Lo he apuntado aquí antes pero vale la pena repetirlo: en una charla con Fernando Solana, un servidor público de grandes ligas, me tocó escucharlo decir: “el peor error estratégico de México al declararle la guerra a los narcos, fue no haber exigido a Estados Unidos que se la declarara también, al mismo tiempo”. Mientras eso no pase estamos fritos. Estados Unidos no combate al narco, lo administra según sus intereses geopolíticos. Afloja o aprieta según le conviene.

El escenario actual es el peor para nosotros, para México. Aquí aumentan los adictos, aumentan los muertos, se multiplican las armas. Los gringos tienen abasto de drogas todos los días y además carretadas de dinero que los narcos mexicanos inyectan a los circuitos financieros gringos. Si el Mencho, por poner ejemplo pero hay docenas,  sigue depositando cada mes millones de dólares en bancos gringos, lo dejarán  seguir trabajando por los siglos de los siglos, por su puesto le pedirán que no guarde todo, sino que lleve algo a Jalisco para dárselo a su mamacita o las mamacitas de sus matones, porque también, como AMLO, tienen su corazoncito.

 

 

 

Jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -