Opinión


Andrej Babis

Es un estandarte más de esa tendencia, muy de moda, de descalificar a la política y decir que los partidos son una forma de institucionalizar la corrupción. Y, como ocurre frecuentemente, quien grita "atrapen el ladrón", es quien trae encima la cartera hurtada. Este empresario, beneficiario del comunismo, lo mismo que de la división de lo que alguna vez fue Che­coslovaquia, se hizo de empresas otrora estatales que fueron vendidas a precios ridículos durante el proceso de privatización. Así con todo, se hizo primer ministro gritando, justamente, que la gente debe dejar de votar por políticos. Ayer, cientos de miles de manifestantes pidieron su cabeza. El hombre, el que gritaba "cuidado con los políticos corruptos", es señalado de corrupción y de usar su cargo para hacer negocios.

Andrej Babis | La Crónica de Hoy

 Es un estandarte más de esa tendencia, muy de moda, de descalificar a la política y decir que los partidos son una forma de institucionalizar la corrupción. Y, como ocurre frecuentemente, quien grita "atrapen el ladrón", es quien trae encima la cartera hurtada.
Este empresario, beneficiario del comunismo, lo mismo que de la división de lo que alguna vez fue Che­coslovaquia, se hizo de  empresas otrora estatales que fueron vendidas a precios ridículos durante el proceso de privatización. Así con todo, se hizo primer ministro gritando, justamente, que la gente debe dejar de votar por políticos. Ayer, cientos de miles de manifestantes pidieron su cabeza. El hombre, el que gritaba "cuidado con los políticos corruptos", es señalado de corrupción y de usar su cargo para hacer negocios.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -