Academia


"Ante pandemia, el CCH ha mostrado resiliencia"

A lo largo de la pandemia alcanzó un egreso histórico del 73%, con un promedio global del 8.63, señaló Benjamín Barajas, director de la institución en ceremonia virtual por el festejo de su 50 aniversario

El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM cumplió 50 años y un 12 de abril sus primeros campus en Azcapotzalco, Naucalpan y Vallejo iniciaron clases. En este medio siglo, ha egresado a más de un millón de mexicanos y actualmente, refirió su director Benjamín Barajas.

El proyecto del CCH fue aprobado por el Consejo Universitario de la UNAM el 26 de enero de 1971, durante el rectorado de Pablo González Casanova, quien lo consideró como: la creación de un motor permanente de innovación de la enseñanza universitaria y nacional, “el cual deberá ser complementado con esfuerzos sistemáticos que mejoren a lo largo de todo el proceso educativo, nuestros sistemas de evaluación de lo que enseñamos y de lo que aprenden los estudiantes".

En una ceremonia virtual encabezada por el rector Enrique Graue y en la que participaron profesores fundadores y una alumna del CCH, Barajas dijo que en el centro de esta celebración deben estar las y los alumnos, así como los docentes, quienes han realizado en la práctica el modelo educativo del colegio. 

“Por sus aulas, laboratorios y espacios comunes, han transitado más de un millón de jóvenes y con sus acciones nos han contagiado de su entusiasmo y alegría para enfrentar los retos y convertirlos en oportunidades de crecimiento. Los jóvenes son la razón de ser del CCH y al transformar sus vidas, la institución ha fortalecido sus principios y por eso les agradecemos a nuestros jóvenes la nobleza y cariño que siempre le han tenido a su escuela”.

Para el universitario, hablar del CCH es sus primeros 50 años es una tarea emotiva y muy difícil “por la magnitud de un proyecto que nació de la imaginación, creatividad y compromiso de don Pablo González Casanova y de un grupo importante de excelentes universitarios que impulsaron la utopía de un nuevo sistema de bachillerato universitario, concebido en principio para ser un motor permanente de innovación dentro y fuera de la Universidad”.

Por su parte, Graue Wiechers puntualizó que a la institución ingresan anualmente más de 18 mil alumnos y que en las últimas dos décadas han egresado casi 300 mil. “Cada generación nos rejuvenece y garantiza nuestra vigencia, nos mantiene en contacto con las inquietudes, demandas y propuestas que sólo el espíritu creativo y natural de la juventud puede ofrecer”.

Dijo que en el 50 aniversario de la institución hay mucho que reconocer y agradecer a estudiantes y egresados, así como a su planta académica, “que en esta etapa enseña, ayuda y aconseja a los jóvenes a tomar decisiones fundamentales para su futuro desarrollo. Gracias a ustedes, miles de estudiantes han concretado sus sueños”.

 

BUEN PROMEDIO. Benjamín Barajas, colaborador de Crónica, añadió que frente a la pandemia, la comunidad del CCH ha mostrado una enorme capacidad de resiliencia, afrontando y superando retos derivados de la pandemia. Una muestra de ello es que “se alcanzó un egreso histórico del 73 por ciento, con promedio global del 8.63”. En adelante, agregó, deberán reforzar la calidad del aprendizaje, la formación de los profesores en el uso de las nuevas tecnologías y lograr un 100 por ciento de conectividad en todos los espacios educativos, “puesto que se ha demostrado que con el uso de nuevas tecnologías se puede consolidar conocimiento de los jóvenes”.  

En un video proyectado al inicio de la ceremonia virtual, apuntó que el Colegio de Ciencias y Humanidades ha demostrado que aún en situaciones adversas como la pandemia, no ha perdido el rumbo y sigue formando a los jóvenes que requiere el país. “Es un gran esfuerzo colectivo y testimonio de unidad, trabajo y solidaridad. Tenemos que celebrarlo y sentirnos orgullosos de ser cecehacheros y universitarios”. 

Benjamín Barajas expresó al rector Graue que la comunidad del Colegio sabrá estar a la altura de su tiempo, “así como en 1971 fue protagonista de la transformación de la escuela con apego a sus principios y valores fundamentales”. 

No obstante, lo que ha quedado fuera de la reflexión de los 50 años del CCH, al menos en esta actividad de aniversario, son otros obstáculos por los que ha atravesado en años recientes: acusaciones de acoso, violencia y agresiones a su comunidad. La toma de instalaciones, un caso de negligencia médica, una bala perdida, y el acoso constante de grupos porriles, que demostraron su vigencia como grupo de choque en los ataques a estudiantes en la explanada de Rectoría en 2018, reflejan que uno de los mayores pendientes en la Universidad y en sus sistemas de bachillerato es la seguridad de su comunidad.  

 

 

 

Comentarios:

Destacado:

+ -