Academia


Ley de Ciencia que propone Conacyt da a investigadores voz, pero no voto

También establece la desaparición del FCCyT, la Coordinación de CTI de la Oficina de la Presidencia y al Consejo Consultivo de Ciencias. “Esta Ley plantea una estructura vertical y hermética”: Brenda Valderrama

Ley de Ciencia que propone Conacyt da a investigadores voz, pero no voto | La Crónica de Hoy

El anteproyecto de Ley General de Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación (ALGHCTI) entregado el lunes 14 de diciembre al presidente Andrés Manuel López Obrador por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) propone desaparecer tres órganos de consulta —dos de ellos autónomos— que tenía el gobierno federal para orientar la toma de decisiones de investigación y los fusiona en un solo mecanismo bajo la administración de Conacyt.

La propuesta de nueva normativa contempla extinguir legalmente el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), creado por Ley en 2002, pero al que se dejó de entregar financiamiento este año y transita un proceso judicial de amparo contra Conacyt. También desaparece legalmente a la Coordinación de CTI de la Oficina de la Presidencia, a la que el actual gobierno ha mantenido sin nombramientos ni presupuesto desde hace dos años, y al Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia (CCC), creado desde 1994 con los ganadores de los Premios Nacionales de Ciencias.

Esos tres cuerpos serán sustituidos por un Órgano Consultivo, en cuyo interior habrá un Consejo Técnico y un Consejo de Articulación. Mediante esa única vía de participación, pasando después por la Dirección de Conacyt, fluirán hacia el interior de la Administración Pública Federal todas las opiniones y consejos de universidades, empresas de base tecnológica, representantes de investigadores y ganadores de los Premios Nacionales de Ciencias y Artes.

En lo que toca a humanidades, ciencias, tecnologías e innovación todas las autoridades deberán consultar a Conacyt y todos los que quieran hablar lo deberán hacer a través de Conacyt, si se aprueba la propuesta entregada el lunes al Presidente.

“Esta Ley plantea una estructura vertical y hermética. No recibe opiniones que no le son pedidas y no se compromete a escucharlas. Los invitados formar parte del Órgano Consultivo tendrán voz, pero no voto. Ni ahí ni en ningún otro órgano”, comenta en entrevista con los lectores de Crónica la doctora Brenda Valderrama Blanco, Presidenta de la Academia de Ciencias de Morelos (ACMor) e integrantes de la red de científicos, médicos y profesores ProCienciaMx.

“Pero el cambio es mucho más profundo. Según este Anteproyecto, por ley ya ninguna autoridad, ni siquiera el Presidente puede consultar directamente a la comunidad científica. Todos tendría que pasar por Conacyt. Por Ley el Presidente sólo puede pedir consejo a ellos”, añade.

VOZ SIN VOTO. El anteproyecto puede adoptar modificaciones antes de ser enviado por la Presidencia al Congreso de la Unión, según una decisión que fue informada por Conacyt en un comunicado oficial el lunes por la noche, donde informó que:

“El Anteproyecto fue aprobado, en lo general, por los asistentes a la reunión y, a partir de ahora, entrará en un proceso de retroalimentación y consenso con la comunidad científica de México. Asimismo, los representantes del sector privado reconocieron la amplia labor de consulta y participación llevada a cabo por el Conacyt y se acordó que será el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, encabezado por el Ing. Guillermo Funes, el organismo que coordinará los foros de consulta”.

El documento que a lo largo de 2020 recibió el sobrenombre de “el secreto mejor guardado de Conacyt”, es decir la propuesta de nueva Ley General de Ciencia, advierte que en los órganos de consulta no participarán personas que tengan conflictos judiciales con las autoridades, como se indica en los inciso IX del artículo 31, donde dice:

IX. No podrán ser integrantes de los órganos consultivos, ni ser invitados a sus sesiones, las personas que tengan procedimientos seguidos en forma de juicio o litigios pendientes de resolución o sentencia definitiva en contra de las autoridades en materia de humanidades, ciencias, tecnologías e innovación.

También se aclara que los consejos dados por los órganos consultivo no son vinculantes ni se puede exigir su cumplimiento por vía judicial porque dichos órganos consultivos no tienen personalidad jurídica. Como puede leerse en el apartado X del mismo artículo 31:

X. Los órganos consultivos no contarán con personalidad jurídica ni capacidad para obligarse; tampoco tendrán personal propio bajo sus órdenes, ni podrán adquirir bienes para sí.

La estructura, objetivo y funciones del Órgano Consultivo que sustituye a tres mecanismos de consulta están detallados en la Sección Cuarta del Anteproyecto de Ley, que abarca desde el artículo 59 al 64. Aunque también hay características detalladas y menciones a otros Órganos Consultivos locales y al interior de los Centros Públicos de Investigación de Conacyt, los cuales pueden leerse en los artículos 16, 19, 31 y 81.

El cuerpo de representación más diversa está expuesto en el Artículo 62 y es el Consejo de Articulación, que es parte del Órgano Consultivo. Sobre éste se dice:

“En el Consejo de Articulación participarán la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional, así como tres universidades o instituciones públicas de educación superior o bien centros o instituciones públicas de investigación, preferentemente del interior de la República, a propuesta de la o del Director General del Consejo Nacional.

De igual manera, participarán el Instituto Nacional de la Economía Social y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas. Además, formarán parte de la coordinación del Consejo de Articulación las cinco academias nacionales de mayor relevancia en materia de humanidades, ciencias, tecnologías e innovación; así como dos representantes de redes vigentes de investigación humanística y científica, desarrollo tecnológico e innovación, preferentemente con presencia nacional y vinculación internacional. Finalmente, participarán cinco representantes de las principales organizaciones, cámaras y confederaciones empresariales, industriales y tecnológicas del país. El Consejo de Articulación nombrará a una o un coordinador de entre sus integrantes”.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -