Opinión


Antonio Ortiz Mena, un héroe olvidado

Antonio Ortiz Mena, un héroe olvidado | La Crónica de Hoy

 

 

DR. ARTURO HERRERA GUTIÉRREZ

SECRETARIO DE HACIENDA

 

+Al poder le ocurre  como al nogal

no deja crecer nada bajo su sombra

Antonio Gala

 

Seguramente es usted, por sus estudios y su ejercicio profesional, uno de los escasísimos mexicanos  que saben quién y qué fue y qué hizo un hombre singular que se llamó Antonio Ortiz Mena

           Yo soy otro. Tuve la suerte de conocer a Ortiz Mena allá por 1967  y de haber cubierto su actividad y el extraordinario legado que construyó para México durante los años de 1936 a 1952; este último, el  año en que comenzó a operar el modelo económico denominado Desarrollo Estabilizador.

Ortiz Mena trabajó en el Banco Nacional Hipotecario; fue luego director general del Instituto Mexicano del Seguro Social entre 1952 y 1958 y después, desde diciembre de 1958 hasta 1970, secretario de Hacienda y Crédito Público, durante los gobiernos de los presidentes Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz.

El Desarrollo Estabilizador fueron —escribió el economista Vidal Llerenas el 5 de abril de 2018 en El Economista— “los 15 años que van de la devaluación de 1954 y hasta 1970. El crecimiento promedio fue de 6.8 por ciento, la producción industrial creció 8 por ciento y la inflación solamente 2.5 porciento. En realidad, fue un período de oro del capitalismo; las economías desarrolladas crecieron 4 por ciento anual, pero en esa ocasión México sí pudo participar de la bonanza gracias a las políticas económicas internas de esa época, que pueden servir de inspiración a políticas actuales que sirvan para que la economía del país logre crecer, después de décadas de estancamiento. Un documento excepcional para conocer dicha experiencia, de primera mano, es el testimonio El Desarrollo Estabilizador: Reflexiones de una Época, que publicó Ortiz Mena en el FCE en 1998.”

Hace escasos días, el presidente López Obrador tuvo una discusión en torno al crecimiento del PIB nacional que no será, dijo, ni de .01 ni de .02, sino de dos por ciento a pesar de la restricción económica que decretó como política de crcimiento…

Sería muy positivo que el Presidente y sus colaboradores presentaran, cuanto antes, un plan de acción en el que la austeridad dejara espacio para establecer una línea de inversiones en puntos clave de la economía, de manera que los casi 500 mil millones lanzados al mercado por Hacienda, sean como semillas de muy rápida conversión a trigos de la más alta calidad y valor. Nadie queremos que el país se nos aletargue lo suficiente para regresar a las peores épocas que nos brindó el populismo de Echeverría y López Portillo.

López Obrador se molestó tremendamente por la acusación que le mandaron de estar perjudicando más a los más pobres, cosa que no nos resulta extraña. Hace algunos años, un querido y ya desaparecido amigo, brillante economista, me dijo, imitando el tono de los cínicos, que en verdad no debíamos preocuparnos de nada porque nuestros pobres tan acostumbrados están ya a no comer como seres humanos, que  el país no avizora ni el menor riesgo de crisis y mucho menos de tragedias…

Pero ya deberíamos  comenzar caer en la cuenta de que no tenemos, ninguno de nosotros..,  no tenemos derecho a la desvergüenza, a pesar de los grandes ejemplos de éxito que nos dan la mayoría de nuestros potentados…

Ya mañana veremos qué nos deparará el INE…

 

Leopoldo Mendívil

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -