Opinión


AOC la joven de la que todo Washington habla

AOC la joven de la que todo Washington habla | La Crónica de Hoy

 Desde Washington

 

 

Un año antes de convertirse en la integrante más joven en toda la historia del Congreso estadunidense, Alexandria Ocasio-Cortez preparaba margaritas y servía tacos en “Flat Fix” un bar conocido por su variedad de tequilas en el área de Union Square en Manhattan. 

“Se supone que las mujeres como yo no debemos aspirar a un puesto de elección popular” decía en campaña, pero esta joven entonces de 28 años se postuló por el distrito neoyorquino de Queens, de donde proviene Donald Trump, y ganó. El pasado 3 de enero asumió su cargo como congresista demócrata  durante una ceremonia en el Capitolio en Washington y sólo tres semanas despúes es la mujer de la cual todos hablan en esta ciudad.

Desde luego no todos hablan bien y no es ninguna sorpresa que los republicanos la atacan sin tregua. De hecho es ella actualmente la política mas atacada por la prensa conservadora y la que está bajo mayor escrutinio desde Hillary Clinton. Pero es también la persona, en política, más popular del país en las influyentes redes sociales, con 2.5 millones de seguidores en Twitter, sólo despúes del presidente Trump y por arriba de Barack Obama y de la líder de la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

Conocida como AOC, por las siglas de su nombre, los demócratas quieren aprender de ella, de su carisma y de su popularidad. Los republicanos se sienten amenazados, quieren destruirla y acabar con ella. Incluso le critican que de adolecente sus amigos la llamaban “Sandy”, dicen que eso es una traición a su origen latino. No le perdonan haber asistido a una secundaria en Westchester, un barrio de clase media y no en el Bronx, lo cual según ellos, invalida el que se presente como parte de la clase trabajadora de Nueva York.

Alexandra Ocasio-Cortéz, hoy de 29 años nació efectivamente en el Bronx en el seno de una familia humilde, sus padres, inmigrantes de Puerto Rico. Soñaba con ser médico y especializarse en ginecología pero tuvo que abandonar sus estudios por razones económicas. La muerte del padre la obligó a trabajar turnos de 18 horas como mesera para ayudar a su madre, quien limpiaba casas. Eventualmente se graduó de la Universidad de Boston especializándose en Economía y Relaciones Internacionales.

En  junio pasado la joven estremeció al mundo político estadunidense al obtener  la nominación demócrata y en noviembre le ganó el escaño al candidato republicano. Ocasio-Cortéz no sólo significa una nueva era de congresistas mujeres, sino también representa todo lo contrario a los politicos tradicionales cuya edad media era hasta ahora de 60 años y encabeza un movimiento de izquierda que empieza a cobrar fuerza.

Su llegada a Washington ha sido recibida con encabezados como “Alerta Roja” en el diario The New York Post, mientras comentaristas como el ultraderechista Sean Hannity han dicho que su posición en política es “asustante”. Y es que su lema es que “ninguna persona debe ser tan pobre que no pueda vivir” y propone leyes que brinden servicios y costos médicos similares para todos, igualdad de derechos para mujeres y minorías, un salario mínimo de 15 dólares la hora, empleo universal grantizado y educación superior totalmente gratuita.

Para pagar todo eso, la congresista, que se identifica como Demócrata-Socialista, quiere que aquellos que ganan más de diez millones de dólares al año paguen impuestos del 70 por ciento. Esto tiene nerviosos a la élite financiera estadunidense que actualmente atiende el Foro Económico en Davos, Suiza, quienes según reportes de prensa, temen que la idea cobre fuerza y popularidad.

Sus críticos dicen que por su juventud se le ha dado una bienvenida en Washington de estrella del rock, pero estan convencidos que pronto tendrá que hacerle frente a la realidad. Sin embargo sus seguidores aseguran que será recién llegada pero no ingenua, y que sus propuestas han iniciado ya un debate nacional sobre el medio ambiente, los impuestos y el empleo. Su intención. dice, es salvar al partido demócrata y al planeta al mismo tiempo.

En todo caso, nadie niega que es ella el personaje de moda y una encuesta reveló este martes que de postularse hoy, 74 por ciento de los demócratas considerarían votar por ella para jefa de la Casa Blanca. Desgraciadamente no puede hacerlo porque de acuerdo a la Constitución se necesita tener mínimo 35 años para ser presidente. Pero al paso que va ¿quién dice que no lo será despúes?

 

cbcronica@aol.com

Twiiter@Conce54

  

 

  

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -