Nacional


Aprueban fast track el proyecto de presupuesto de la ASF; lleva excesos

Luz verde. La propuesta fue avalada por David Lomelí, titular de Evaluación y Control en la Cámara baja. Reproche. Diputados morenistas se quejan de Lomelí por dar el visto bueno “sin objeciones” a lo que le ponen enfrente

Aprueban fast track el proyecto de presupuesto de la ASF; lleva excesos | La Crónica de Hoy

El proyecto de presupuesto para 2020 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) recibió una aprobación fast track por parte de David Villanueva Lomelí, titular de la Unidad de Evaluación y Control (UEC) en San Lázaro.

Al arrancar la primera revisión —el pasado 11 de septiembre— de los recursos solicitados por la ASF, los diputados morenistas de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación se han llevado una sorpresa al escrutar esos recursos (2 mil 378 millones de pesos), pues se pide un incremento de 6.6 millones de pesos para “Transferencias, Asignaciones, Subsidios y Otras Ayudas”, así como “contratación” de becarios y “prestadores de servicios social”. Y la sorpresa fue doble hace tres días, cuando desde Puebla, Villanueva Lomelí ocupó una posición similar; a nivel local, fue acusado por no auditar más de 60 por ciento de la obra pública ejecutada en los últimos dos sexenios. Los legisladores federales de Morena hacen ahora señalamientos contra este personaje por aceptar “sin objeciones” los presupuestos que se le ponen enfrente.

En la reunión del miércoles de la Comisión de Vigilancia se reprochó a David Villanueva porque la UEC “estima que para el logro de los propósitos de la Auditoría Superior de la Federación se presenta un presupuesto razonable, en el sentido de que es necesario la inversión de recursos y esfuerzos para desarrollar nuevas capacidades en materia de investigación y substanciación”, se lee en el documento discutido en el Palacio Legislativo.

Y se agrega: “Así como el mejoramiento continuo de las capacidades técnicas especializadas del personal, que permitirá dar consecución a las nuevas responsabilidades de este Órgano Fiscalizador, establecidas en el Sistema Nacional Anticorrupción y el Sistema Nacional de Fiscalización”, se asienta en el documento denominado Opinión de la Unidad de Evaluación y Control al Proyecto de Presupuesto de la Auditoría Superior de la Federación 2020.

En una charla con este diario, algunos diputados de la bancada de Morena que pertenecen a la Comisión de Vigilancia externaron su sorpresa en las variaciones de los recursos que pide la ASF en su Capítulo de Gasto.

“Por ejemplo, el Capítulo 4000, al rubro de las ‘Transferencias’ en 2019 se les destinaron 21.2 millones de pesos (mdp). Para este año se solicita 27. 8 millones de pesos. ¿Transferencias hacia dónde y hacia qué? No está etiquetado, entonces se transfiere dinero de manera discrecional, sin transparencia. Ésta es la caja negra o las bolsas negras (con dinero para la corrupción)”, indican los legisladores.

Lo que argumenta la ASF es que se requieren esos recursos para la contratación, “básicamente”, de becarios y prestadores de servicio social, provenientes de universidades e instituciones educativas y que “de acuerdo con su desempeño, pueden ser parte de la estructura de la ASF, cuando exista la vacante correspondiente”.

Este capítulo es el que más incremento le da la dependencia.

En el Capítulo 1000 se hace énfasis al incremento presupuestal para aumentar el sueldo a l personal operativo de confianza y de base, sin que mencionen que la pretensión son más contrataciones por honorarios, aclaran los diputados consultados.

En el documento de la ASF también resalta que para el Capítulo 5000 piden 0.7 mdp para “la sustitución de sillas que ocupa el personal, pues el mobiliario ya cumplió su vida útil”.

Para el Capítulo 3000 de Servicios Generales, este rubro tuvo este año un presupuesto de 363.9 mdp y para 2020 se pide 366.7 mdp. En el Capítulo 2000 se observa que hay un incremento de 1% al monto destinado en 2019 que fue de 25.6 mdp. Se argumenta que este dinero será destinado para alimentos, productos de limpieza y lubricantes para vehículos, entre otros.

En el capítulo 6000 no presenta importe presupuestado, pero la ASF indica que “hay necesidades de inversión en infraestructura física sin especificar costo”.

Todo esto —y más— tiene el visto bueno de David Villanueva Lomelí, quien llegó a la UEC como propuesta del diputado emecista Mario Alberto Rodríguez Carrillo, ambos jaliscienses.

El titular de la UEC es cuñado del líder estatal de ese partido, de acuerdo con los propios legisladores. David Villanueva también es yerno del exgobernador poblano Melquiades Moreles.

“El arribo de Villanueva Lomelí a la UEC significó que se tejiera toda una red de corrupción y complicidades en esta unidad y en Comisión de Vigilancia porque se repartieron los 11 cargos de mandos medios que estaban vacantes en la UEC, entre diputados de la Mesa Directiva de la Comision de Vigilancia de la ASF. Hubo diputados que se prestaron para repartirse las 11 vacantes de la UE.

Por todo esto, el pasado miércoles varios diputados de Morena, principalmente, pidieron una investigación contra David Villanueva y que sea separado del cargo dentro de la UEC, que es la unidad que debe evaluar y revisar el ejercicio del presupuesto público. Es decir, quien debe auditar al auditor Superior de la Federación, David Colmenares.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -