Mundo


Argentina conmemora 25 años del atentado contra AMIA declarando terrorista a Hezbolá

La investigación por el coche-bomba que mató a 85 personas en Buenos Aires en la mutual judía siempre ha apuntado a Israel

Argentina conmemora 25 años del atentado contra AMIA declarando terrorista a Hezbolá | La Crónica de Hoy

El gobierno argentino decretó ayer que la milicia chií libanesa Hezbolá será considerada, de manera indirecta, como grupo terrorista en el país austral a partir de ahora. La decisión del presidente Mauricio Macri llegó en la víspera del 25 aniversario, hoy, del brutal atentado con coche-bomba contra la mutual judía AMIA, que en 1994 causó 85 muertos en Buenos Aires.
La justicia argentina acusó a Hezbolá por aquel atentado y también por el que dos años antes, en 1992, mató a 29 personas en la embajada israelí con una bomba. La versión fue que los ataques los cometieron miembros de la organización respaldados por el gobierno de Irán.
Argentina no había declarado a Hezbolá como grupo terrorista porque hasta ahora se había apegado a la lista oficial de la ONU, que excluye a la milicia, pero las presiones de Estados Unidos e Israel han llevado a Macri a cambiar de parecer, coincidiendo con la efeméride.
Argentina quiere cuidar sus lazos con Líbano. Así que el mecanismo para considerar terrorista a Hezbolá será un registro creado ayer por Macri para incluir a “toda persona humana, jurídica o entidad sobre la cual la Unidad de Información Financiera (UIF) haya ordenado el congelamiento administrativo de activos” por sospechas de lavado de dinero con fines terroristas, y a cualquier grupo investigado por cargos de terrorismo. Y la UIF investiga a Hezbolá por cargos de terrorismo por el caso AMIA.
LA IMPUNIDAD Y EL CASO NISMAN. Y es que 25 años después, las pesquisas continúan. En 2007, el fiscal Alberto Nisman apuntó contra líderes iraníes de alto rango, y logró que Interpol emitiera fichas rojas en su contra. Sin embargo, nunca hubo detenciones.
Luego, en enero de 2015, Nisman se preparaba para acusar a la entonces presidenta Cristina Fernández de haber llegado a un acuerdo secreto con Teherán para encubrir a los acusados a cambio de beneficios, y el fiscal apareció muerto en su casa con un tiro en la cabeza el día antes de presentar su acusación ante el Congreso. El caso contra la exmandataria sigue su curso por vía oral.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -