Opinión


Arrancando año

Arrancando año | La Crónica de Hoy

El momento del comienzo, sea el que sea,

es el correcto.

Tercera Ley de la Espiritualidad Hindú

Llegó el 2019, y con ello la esperanza de dar inicio a una nueva etapa repleta de vehementes deseos para que sea un mejor y más productivo ciclo, respecto al anterior. Particularmente de mi parte, son aspiraciones que extiendo cariñosamente a quienes no solo se ocupan de leer este espacio semana a semana, sea en la edición impresa o en la cibernética de Crónica, sino también para aquellas personas que puntualmente lo reciben vía la Red Mundial Animal era coordinada  por mi queridísimo amigo y compañero de causa, Eduardo Lamazón, y que además de atender, empatizar y tratar de entender mis preocupaciones y planteamientos, se toman la molestia de hacerme llegar comentarios solidarios, propuestas y hasta ofrecimientos. Dios los bendiga, e igualmente a mis compañeros del Diario, a sus propietarios y ejecutivos, que desde hace ya casi 21 años permiten y hasta destacan este texto dedicado a los animales no humanos. Siendo así, inicio el mes con resúmenes de algunos de los temas que durante el año tendrán o deberán tener especial repercusión, tanto nacional como internacional:

El retiro de Japón de la Comisión Ballenera internacional anunciado justo hace una semana, -al parejo de mi acotación al respecto- lo que por un lado y según quienes del asunto conocen bien, permitirá -¡por fin!- el establecimiento del Santuario Ballenero del Atlántico Sur y cubrir otros objetivos conservacionistas para los grandes cetáceos. Seguramente también, este distanciamiento terminará con la sucia y descarada compra de votos por parte de los nipones a países pobres y, cerrará el capítulo de la caza dizque con fines científicos que solamente evidenció al país del sol naciente como falso, fraudulento y mentiroso, pero, por otro lado, inquieta la pretensión de Japón para permanecer como “observador” ante la CBI, pues a saber qué harán… sin omitir que sus cacerías ahora sí serán majadera y descaradamente crueles, con la única ventaja de que la sangría quedará restringida a sus aguas, dado lo cual, habrán de buscarse otros instrumentos legales para proteger a los animales que las ocupen, escenario que hará trabajar muy duro a los Comisionados conservacionistas, particularmente a los del reconocido Grupo Buenos Aires del que México forma parte, y desde luego las organizaciones de la sociedad civil que hechas una piña —unas actuando directamente y otras respaldando— hemos sido fundamentales para la preservación de los gigantes marinos de los que todavía se desconocen las reacciones que tendrán ante los fenómenos del cambio climático, del ruido oceánico de origen antropogénico y del tráfico de embarcaciones, que ya es un problema serio.

La supervivencia de la vaquita marina, cuestión que será petardo para el presente gobierno, al que por cierto no se le ha escuchado decir ni mu sobre EL TEMA, pero situación que debió ocupar de ¡ya!, una de sus más grandes preocupaciones, como no se opte por perder al pequeño cetáceo endémico y ser la vergüenza del Planeta por lo mismo. Queda entonces pendiente el pronunciamiento que al respecto haga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que así también deberá manifestarse sobre…

La conservación del jaguar y el paso del Tren Maya por Calakmul, lo que honestamente debería obligar su rechazo a fin de dejar en el más aislamiento posible esa parte de la selva de la que esta fauna — al parejo de mucha otra a la que sostiene y de la que se sostiene— es dueña y señora desde el principio de los tiempos. Alterar su hábitat, por más puentes para interconexión y pasos elevados que se programen, le dará en la torre a un arduo trabajo de casi una veintena de años, que ha permitido crecer la población de nuestro felino más grande y el tercero a nivel mundial, pero no lo suficiente. No por ello fue que recientemente México encabezó la propuesta para la creación de la primer Área Natural Protegida Trinacional, para junto con Belice y Guatemala impulsar la sobrevivencia del príncipe y señor de los animales. Se lo debemos. Y…

California, USA, y Gran Bretaña, prohíben comercialización de perros y gatos. Continuaré con ello…

 


producciones_serengueti@yahoo.com
marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -