Metrópoli


Así fue realizado el macro simulacro en la Ciudad de México

En orden y calma, empleados desalojan oficinas del gobierno capitalino. Médicos, familiares y pacientes desalojaron Centro Médico por simulacro.

Así fue realizado el macro simulacro en la Ciudad de México | La Crónica de Hoy

Foto: Notimex

En Ciudad Universitaria, así como en 160 facultades, institutos y preparatorias de la casa de estudios, el macrosimulacro de sismo se desarrolló conforme a los parámetros establecidos para el desalojo de inmuebles, en la mayoría de los casos en menos de un minuto.

De manera puntual funcionarios, trabajadores y brigadistas iniciaron la evacuación de la Torre de Rectoría por la puerta principal y el sótano para llegar en 45 segundos, en promedio, a las zonas de seguridad establecidas.

La alerta sísmica recordó a la comunidad universitaria lo ocurrido hace dos años y los alumnos abandonaron en orden las facultades de Medicina, Química, Derecho y Filosofía y Letras, entre otras.

En la Facultad de Química, donde hay laboratorios en un edificio de hasta tres pisos, la operación duró hasta tres minutos por el gran número de estudiantes y la escasez de escaleras alternas.

Julio Velázquez, jefe del Departamento de Emergencias de la UNAM, dio el parte oficial del ejercicio que tuvo como escenario hipotético un movimiento telúrico de magnitud 8.6 con epicentro en las costas de Oaxaca, similar a uno ocurrido en 1787 en territorio nacional.

El especialista dijo que los tiempos de desalojo variaron dependiendo de la situación de los inmuebles y destacó la participación de unos dos mil brigadistas en las facultades, institutos y preparatorias de la institución en la Ciudad de México.

Subrayó que ese tipo de dinámicas son muy importantes para que la comunidad universitaria tome conciencia de los riesgos que se corren ante ese tipo de fenómenos, así como para que conozca los protocolos de actuación y ponga en marcha sus propias estrategias en sus hogares.

Desalojan en siete minutos la Cámara de Diputados

La alerta sísmica se escuchó 50 segundos y de inmediato los brigadistas de Protección Civil de la Cámara de Diputados organizaron el desalojo de tres mil 100 empleados de 12 edificios, para reportar un “sin novedad” a la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Laura Angélica Rojas Hernández.

A las 10:00 horas, en el inicio del macrosimulacro, los accesos del Palacio Legislativo de San Lázaro ubicados en la calle de Emiliano Zapata se mantenían bloqueados por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pero no fueron obstáculo para un desalojo en siete minutos y el regreso a la normalidad en 12 minutos.

Con el recuerdo de los sismos ocurridos los días 19 de septiembre de 1985 y 2017, que dejaron profundas huellas en la población al derribar edificios, casas y arrebatar vidas humanas, la presidenta de la Mesa Directiva valoró estos ejercicios que permiten crear conciencia ciudadana.

“Estos ejercicios de los macrosimulacros que van generando una mejor cultura de protección civil para reaccionar mejor a posibles sismos, pues están funcionando en lo general y en la Cámara de Diputados también. Me parece que siete minutos fue un muy buen tiempo”, sostuvo.

En esta ocasión, la hipótesis del simulacro fue un sismo proveniente de las costas de Oaxaca y el sur de Guerrero, con una magnitud de 8.6, y de inmediato se activó la alerta sísmica.

Los brigadistas de protección civil pidieron calma a las personas, salir en orden, sin empujar, ni correr; y en una primera etapa se desalojaron la planta baja y el primer nivel, mientras que en una segunda fue evacuado el personal de los pisos dos y tres.

En total, se evacuaron 12 edificios: ocho administrativos, el que alberga los Centros de Estudios, el Centro de Desarrollo Infantil, la Biblioteca y el del sindicato, además de la sede principal de la Cámara de Diputados; y las personas se ubicaron en ocho puntos de reunión distribuidos de manera estratégica, con el apoyo de 212 brigadistas.

Rojas Hernández recordó que tan sólo la explanada interior de la Cámara de Diputados tiene espacio para ubicar “sin problemas”, a toda la población del recinto legislativo “en caso de ser necesario”.

El saldo final informado a la presidenta de la Mesa Directiva fue que el personal evacuado fueron tres mil 100 empleados y todos los servicios de luz, agua y drenaje, se mantuvieron “sin novedad” y funcionan de manera correcta, tampoco hubo incidencias médicas, y la evacuación total llevó siete minutos.

“Nos reportan que el área es segura, podemos regresar”, se escuchaba a través de los altavoces de los brigadistas de Protección Civil.

Realizan desalojo del Senado en cinco minutos durante macrosimulacro

En el senado de la República se desarrollaban las actividades programadas para este jueves, y en punto de las 10:00 horas sonó la alerta sísmica, ante lo cual, los legisladores, trabajadores, y algunos visitantes, más de mil 500, buscaron salir del recinto de Reforma.

Personal de protección civil les indicaba por dónde dirigirse para desalojar el hemiciclo que alberga una torre de 15 pisos, dejaron de funcionar los elevadores y las puertas electrónicas se abrieron para dejar el paso libre a las personas.

Hace dos años, el 19 de febrero de 2017, luego de realizar en la mañana un macrosimulacro para conmemorar 32 años de los sismos de 1985, a las 13:14 horas se registró un fuerte sismo, que derrumbó varios edificios y sepultó a miles, de los cuales unos fueron rescatados, pero otros fallecieron.

Hoy en toda la capital del país se realizó un macrosimulacro al que fueron convocados todos los edificios públicos y de empresas privadas en la capital, que más que homenaje se hace para no perder la conciencia de lo que representa que tiemble en la Ciudad de México y estar preparados para salvar la vida.

Este jueves, en la sede del Senado de la República, a las 9:57 horas muchos trabajadores empezaron a salir del edificio, porque declararon que la alerta sísmica los altera mucho y sienten que sí está temblando y para evitar sentirse presionados o con miedo prefirieron estar fuera.

Sin embargo, otros trabajadores, senadoras y senadores, entre ellos la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, obedecieron todas las instrucciones de los elementos de protección civil y en un tiempo de cinco minutos evacuaron todo el edificio.

El director de Protección Civil del Senado de la Dirección General de Resguardo Parlamentario, Jesús Gerardo Jáquez de Alba, informó a la senadora presidenta el parte de los resultados del simulacro.

Señaló que de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional, a las 10:00 horas de este día se registró un movimiento telúrico de magnitud de 8.6, en las costas de Guerrero y al sur de Oaxaca, provocando un tsunami con reportes de penetración de hasta seis kilómetros, por lo que de inmediato se activó el Sistema de Alertamiento Sísmico.

Indicó que debido al epicentro “nos dio 60 segundos para evacuar los primeros niveles, superiores, inferiores, así como la planta baja, la duración del movimiento fue de un minuto para posteriormente proceder con la evacuación total, y el tiempo total registrado de la evacuación fue de cinco minutos con 21 segundos, y las personas evacuadas fueron mil 540, entre ellos 40 legisladoras y legisladores.

En su oportunidad, Fernández Balboa pidió que le informaran si se habían registrado heridos y si ya se habían atendido, y el director de Protección Civil abundó que personal externo trabajaba en la zona donde se presentó un colapso parcial.

Los paramédicos trasladaron a los afectados a la zona de emergencia, también instalada cerca del Parque Luis Pasteur (Reforma e Insurgentes), sobre la acera del Senado, y luego se los llevaron al hospital para su revisión.

La senadora convocó al personal a aplicarse más y tratar de ahorrar más tiempo en la evacuación, porque la vida va de por medio; sin embargo, se realizó bien, y se cumplió con el macrosimulacro, que es una obligación civil.

“Con toda responsabilidad, solidaridad, con un gran compromiso por resguardar, antes que nada, la vida de cada uno y cada una de los asistentes, del personal del Senado de la República, senadoras, senadores, visitantes. Esa es la principal encomienda”, afirmó.

El simulacro del Senado no sólo quedó en realizar acciones para evacuar el edificio sino que se instalaron puestos de emergencia y atención médica, así como zonas siniestradas, y se dio la  atención a personas que fueron rescatadas de un colapso, para lo cual se utilizaron muñecos de tamaño real.

También había ambulancias, paramédicos y helicópteros de diversas corporaciones volaban sobre el Senado y la avenida de los Insurgentes y Paseo de la Reforma.

En este simulacro en el Senado, que terminó alrededor las 10:33 de la mañana, se tuvo el apoyo de Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), de Fuerza de Tarea, Brigadistas Comunitarios; dos unidades de seguridad ciudadana, Secretaría de Gestión Integral de Riesgos, y un binomio canino.

En orden y calma, empleados desalojan oficinas del gobierno capitalino

En el Zócalo capitalino, el sonido de las sirenas de las ambulancias siguió al de la alerta sísmica, mientras un helicóptero que sobrevolaba el cielo nublado y la bandera a media asta recordaban la tragedia del 19 de septiembre de 2017 y la de 1985. 

Unos segundos después de que los altavoces reprodujeron la alerta sísmica del Macrosimulacro 2019, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y decenas de empleados del Antiguo Palacio del Ayuntamiento desocuparon el edificio ordenadamente.

En los inmuebles aledaños, donde aún se percibía poco movimiento, algunos empleados y conmensales, sobre todo de cafeterías, también salieron de los edificios, serenos y coordinados.

Mientras tanto, los brigadistas voluntarios colocaban las cintas de protección y estructuras para la atención de posibles heridos, y un camión del cuerpo de bomberos esperaba instrucciones.

Sheinbaum Pardo señaló en breve entrevista que tras realizarse el ejercicio en tiempo y forma, se trasladaría al C5 para revisar los protocolos del plan de emergencia.

Desde la sala de crisis, junto con funcionarios de protección civil, la gobernante capitalina se dispuso a revisar las imágenes de distintos puntos de la urbe tomados por las cámaras para evaluar los resultados del macrosimulacro.

Previamente, destacó que esta actividad forma parte de las acciones preventivas ante un desastre por sismo, por lo que llamó a la gente a tomarlo con seriedad, así como a atender las recomendaciones que darán las autoridades de protección civil.

Recordó que este jueves inicia el Plan de Emergencia Sísmica, en el que cinco mil funcionarios capacitados en materia de protección civil aplicarán los conocimientos obtenidos para atender contingencias en la ciudad.

Claudia Sheinbaum comentó que con el macrosimulacro se trata de recordar a las víctimas del 19 de septiembre de 1985 y las de 2017, así como reconocer la solidaridad que mostraron los capitalinos en ambas tragedias.

La jefa de gobierno recalcó la importancia de la prevención, ya que la Ciudad de México es susceptible a los sismos, entre otros desastres.

Médicos, familiares y pacientes desalojaron Centro Médico por simulacro

Este 19 de septiembre se activó la alerta sísmica en diferentes puntos de la Ciudad de México, como parte del Macrosimulacro para recordar los pasados sismos de 1985 y 2017.

Médicos, paramédicos, enfermeros, algunos pacientes y familiares del Centro Médico Nacional se sumaron al simulacro a 34 años del terremoto de 1985.

Algunos aún mostraban preocupación en sus rostros y otros más recordaban el pasado 19 de septiembre de 2017, cuando otro movimiento telúrico volvió a sorprender a la capital del país con una magnitud de 7.1 e hizo revivir la tragedia.

En punto de las 10:00 horas, como estaba previsto, sonó la alarma sísmica y las personas del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI comenzaron a desalojar sus lugares de trabajo para acudir al punto de reunión, la explanada frente la Unidad de Congresos.

Ahí llegaron decenas de personas con instrucción del personal de Protección Civil e incluso algunos desalojaron cargando una camilla y un paciente sobre ella. “Todo es de manera simbólica y para apegarnos más a los protocolos establecidos”, dice una de las enfermeras mientras se aglomeraban otros más.

Isabel Alvarado Cabrero, encargada del Despacho del Hospital de Oncología, comentó que son estos eventos los que llevan a estar más conscientes, informados y preparados para afrontar algún fenómeno real y evacuar a las personas dentro de algún nosocomio.

Reconoció que es complejo que todos salgan por la amplitud del Centro

ijsm

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -