Opinión


Así que pasen cuatro años…

Así que pasen cuatro años… | La Crónica de Hoy

En 1931 Federico García Lorca escribió y publicó Así que pasen cinco años, una obra cimera del teatro (o el antiteatro) surrealista.

No viene aquí al caso la reseña de esa pieza, pero sí la invocación dudosa de su título: cuando pase un lustro habrá cosas hasta hoy no imaginadas, supuestas quizá; ansiadas, deseadas, proyectadas.

Pero la vida es extraña y muchas veces las ilusiones no logran materia y se quedan en eso, intenciones, promesas, suposiciones hechas con la dudosa moneda del futuro.

En eso puede uno pensar cuando escucha el (¿optimista?) diagnóstico del secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, quien acudió el miércoles a la pasarela de los funcionaros morenistas invitados a la reunión plenaria morenista, en el morenista Senado, de nuestra morenista República Mexicana.

Veamos:

“El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, prometió a senadores de Morena que en cuatro años se tendrá una Guardia Nacional con unos 150 mil elementos para que esta corporación “esté al tú por tú con el crimen organizado (bien igualadota, pues)”.

“Podríamos tener en el transcurso de tres años, cuatro máximo, (nomás falto decir, cinco cuando más o quizá seis), una fuerza suficientemente capacitada de alrededor de 150 mil elementos y entonces podremos hablarnos al tú por tú con el crimen organizado, (por lo cual) es consecuentemente imprescindible que esta cámara recoja estos elementos, estos argumentos, y los socialice”, indicó”.

A mí me parece innecesario, socializar, los elementos y argumentos presentados por el señor Durazo, si los va a ver a su plenaria, es para impulsarlos a legislar, no a socializar.

Excepto si tan ilustrada iniciativa de Guardia Nacional se satisface con un chat de Wassap.

Pero los tiempos son crueles.

Mientras transcurren esos cuatro años y el gobierno no puede ponerse AL TÚ POR TU (expresión coloquial con la cual se quiere denotar igualdad, tuteo conchudo o al menos parejura, circunstancias por ahora inexistentes, sin revelar quién está por encima de quién), es de suponerse la superioridad de los criminales organizados, quienes no han tenido necesidad de manuales, ni estudios criminalísticos, ni plenarias conducidas por Ricardo Monreal en el Senado, para poner al gobierno y sus funcionarios contra la pared, ya sean panistas, priistas o morenistas.

Cuando pase el cuadrienio recordaremos a García Lorca:

“La sangre se seca y lo pasado, pasado”.

Pero mientras, el presente se vuelve pasado y la sangre se coagula y luego se convierte en una parduzca mancha y más tarde en polvo y después nada, no podemos dejarle todo el espacio a los sembradores del caos (usted no sabe cuántos hay), desde la SSP se decide subdividir el país en regiones para cuya atención se manda desde ya a los futuros guardias nacionales, de la inexistente Guardia Nacional. Otro surrealismo, don Fede.

Y también conocemos la más reciente aportación de don Alfonso Durazo a la (in) seguridad pública:

“…El gobierno federal dio a conocer este jueves cuáles serán las cinco regiones en las que se dividirá el país para implementar la política de seguridad según las necesidades de las entidades federativas y la actuación de los grupos criminales.

“El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública las publicó en el Diario Oficial de la Federación, como uno de los acuerdos a los que llegó el Consejo Nacional de Seguridad celebrado el pasado 17 de diciembre.

“Las cinco regiones son:

“Zona Noroeste: Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Sinaloa y Sonora.

“Zona Noreste: Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas.

“Zona Occidente: Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro y Zacatecas.

“Zona Centro: Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

“Zona Sureste: Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán”.

La columna pide perdón; esas zonas fueron las de Peña Nieto, en enero del 2013. Las “nuevas”, anunciadas por AD, son éstas:

“México reforzará la seguridad con el despliegue permanente de 10 mil 200 policías y soldados en regiones con altos índices de violencia, muchas cercanas a la frontera con Estados Unidos, mientras combatirá al crimen organizado con ‘inteligencia financiera…’

“Para reforzar el estado de fuerza” en 17 regiones de México, se estarán ‘agregando 600 elementos de manera permanente’…

“…Tijuana (Baja California), Ciudad Juárez (Chihuahua), Nuevo Laredo y Reynosa (Tamaulipas) son algunas ciudades fronterizas que formarán parte de esta estrategia policíaco-militar. También serán reforzadas las regiones de Guerrero, en el sur; Veracruz, en el este; Guanajuato, en el centro; y en el oeste Jalisco, Colima o Sinaloa.

 

rafael.cardona.sandoval@gmail.com
elcristalazouno@hotmail.com
Twitter: @CardonaRafael

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -