Mundo


Atentado en Bogotá provoca al menos 11 muertos y 65 heridos

Una camioneta cargada con 80 kilos de explosivos estalla en una escuela de policía en la capital colombiana y revive el fantasma del terrorismo en el país. El autor murió en el ataque.

Atentado en Bogotá provoca al menos 11 muertos y 65 heridos | La Crónica de Hoy

Investigadores inspeccionan la escena de la explosión, que arrancó árboles de cuajo y esparció restos humanos por el piso. 8EFE)

El terrorismo revivió este jueves en la capital colombiana con la detonación de una camioneta cargada con 80 kilos de explosivos dentro de la principal escuela de la Policía del país, acción que dejó 11 muertos, entre ellas una cadete ecuatoriana y 65 heridos.

Pasadas las nueve y media de la mañana, hora local, la camioneta cargada con pentolita, un explosivo sólido muy sensible a las altas temperaturas y volátil, ingresó en la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander, situada en el sur de Bogotá, y segundos después voló por los aires.

Una funcionaria de los organismos de salud del ejército relató anónimamente a Caracol Radio que la camioneta llegó a los controles de seguridad de la escuela y “mientras le hacían el registro un perro detectó el explosivo”. Explicó que, al verse descubierto, el conductor “arrancó” el vehículo y “pasó por encima de un policía de la guardia”.

Enseguida otros policías corrieron detrás de la camioneta, pero esta se estrelló contra un alojamiento femenino de la escuela y se produjo la detonación, de tal magnitud que partió árboles por la mitad y dejó una escena dantesca, con restos humanos esparcidos por el piso.

Según el diario El Tiempo, la carga explosiva era suficiente para derribar un edificio de cinco plantas.

El presidente del país cafetero, Iván Duque, compareció ante los medios junto al fiscal general y aseguró que “los colombianos nunca nos hemos sometido al terrorismo; siempre lo hemos derrotado”, y que “este cobarde ataque” no será “la excepción”.

AUTOR IDENTIFICADO. El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, aseguró que “en una acción de reacción inmediata” de distintos organismos del Estado se logró establecer que el conductor del vehículo era un hombre identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez.

Martínez explicó que Rojas Rodríguez murió en la explosión, pero no se sabe si se trató de una acción suicida premeditada o si, al verse descubierto, el hombre tomó la decisión de inmolarse estampando la camioneta contra el edificio.

El fiscal general agregó que la camioneta, modelo Nissan Patrol, pasó controles técnicos en la región de Arauca, fronteriza con Venezuela, un departamento petrolero en el que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) tiene uno de sus bastiones y en el que al también hay disidentes de las FARC.

El Tiempo agregó que Rojas Rodríguez habría adquirido la camioneta en mayo de 2018.

APUNTA AL ELN. Las autoridades, a diferencia de otras ocasiones, no han señalado a ningún colectivo responsable del ataque; tampoco nadie lo ha reivindicado, sin embargo, según El Tiempo, las autoridades colombianas están investigando los posibles vínculos de Rojas Rodríguez, de 57 años, tanto con el ELN como con las FARC.

Sin embargo, el rotativo afirma que Fidel Marulanda Pérez, coordinador político del partido FARC en Arauca, aseguró que el hombre nunca perteneció a la guerrilla, por lo que la teoría que cobra más fuerza es la de que Rojas Rodríguez sea alias Mocho Kiko, citado como experto en explosivos del ELN en un informe de inteligencia militar, agrega El Tiempo.

Además, es coherente con esta versión el hecho de que, según el peritaje, el hombre tenía amputada su mano derecha.

De todos modos, El Tiempo agrega que Rojas Rodríguez, a quien identificaron gracias a las huellas dactilares, no tenía ningún historial criminal.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -