Mundo


Avionazo en Moscú siembra dudas sobre primer avión civil ruso

Avionazo en Moscú siembra dudas sobre primer avión civil ruso | La Crónica de Hoy

El accidente del Sukhoi Superjet-100, el primer avión de pasajeros ruso postsoviético, que dejó este domingo 41 muertos, supone un serio revés para la industria aeronáutica del país, aunque las autoridades piden no sacar conclusiones precipitadas y rehúsan prohibir los vuelos de la aeronave.
“No hay motivos (para impedir la explotación de los SSJ-100)”, dijo este lunes el ministro de transporte ruso, Evgueni Ditrij. Por su parte, la agencia de aviación rusa, Rosaviatsia, también consideró prematuro hablar de una posible suspensión de los vuelos del SSJ-100 antes de que se establezcan las causas del accidente.
El birreactor, perteneciente a la compañía estatal rusa Aeroflot, se incendió al efectuar un aterrizaje de emergencia en el mayor aeropuerto de Moscú, Sheremétievo.
En los últimos meses, el SSJ-100, diseñado en Rusia en la década de los 2000, ha sido protagonista de varios incidentes. El mismo aparato que se incendió ayer ya había sufrido otro percance en enero de 2018, cuando no bajaron los flaps a la hora de realizar un aterrizaje.
En la plataforma Change.org ya ha comenzado la recolección de firmas para la suspensión de los vuelos del SSJ-100, fabricado con tecnología de Boeing. “El SSJ-100 no es un avión muy bueno. Tiene problemas de diseño. Los problemas existen y no sé por qué los ocultan a la población”, declaró el piloto retirado ruso Yuri Sítnikov.
“Estos chicos occidentales nos ayudaron a hacer de este avión una perfecta mierda”, aseveró.
Interjet, de las pocas compañías del mundo que opera Sukhoi Superjet 100, junto a la rusa Aeroflot, seguirá de cerca el curso de la investigación sobre el siniestro, antes de tomar una decisión.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -