Nacional


Bebidas alcohólicas baratas tendrán impuesto especial

El consumo de aguardientes de bajo costo se ha incrementado en México sobre todo entre menores de edad por lo barato que cuestan estos productos, por lo cual diputados analizan la posibilidad de aumentar impuestos a estos productos que ya generan un problema de salud importante para el país por su impacto en las finanzas y el sistema de salud.

Bebidas alcohólicas baratas tendrán impuesto especial | La Crónica de Hoy

El consumo de aguardientes de bajo costo se ha incrementado en México sobre todo entre menores de edad por lo barato que cuestan estos productos, por lo cual diputados analizan la posibilidad de aumentar impuestos a estos productos que ya generan un problema de salud importante para el país por su impacto en las finanzas y el sistema de salud.

El presidente de la comisión de presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar sostiene que actualizar el IEPS para las bebidas alcohólicas, generará recursos adicionales que se canalizarán a cubrir necesidades en el sector salud y potenciarán los beneficios en el bienestar de la población.

Según el INEGI, en los últimos 3 años la recaudación de IEPS de bebidas alcohólicas en términos reales prácticamente se ha estancado. En términos del coeficiente de IEPS, bebidas alcohólicas ha representado el 14% del IEPS total (sin incluir el IEPS a gasolinas) y el 0.6% de los impuestos tributarios.

Antes este escenario, se analizan modificaciones a la Ley de Ingresos que se prevé sea discutida este jueves en el pleno de la Cámara de Diputados.

La venta ilícita de bebidas alcohólicas genera 27 mil millones de pesos al año y representa el 36 por ciento del mercado según un reciente estudio de Euromonitor que también señala que esta situación provoca pérdidas por 8 mil 500 mdp para el gobierno federal, por la no recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

De acuerdo con un estudio del Centro de Estudios para las Finanzas Públicas, una posible explicación es que el impuesto presenta una alta tasa de evasión. El grado de informalidad de la industria de bebidas alcohólicas en México es muy alto, lo que impacta en el fisco, la economía, el estado de derecho y la salud.

Por lo anterior se infiere que el impuesto no está bien orientado, dado que 75.8% de la población consume cerveza y ésta tiene una menor tasa impositiva, en relación con otras bebidas alcohólicas mientras que a los licores y vinos que representan 23.7% del consumo total se les cobra una tasa más alta.

En ese sentido,  un impuesto que desincentive el consumo de todas estas bebidas sería más benéfico, en términos de salud, para la población y de mejores resultados en recaudación fiscal, consideran los legisladores

Según especialistas consultados, el esquema de gravar con IEPS basado en el precio de las bebidas alcohólicas poco ha servido para desincentivar el consumo de las mismas, en cambio ha fomentado el consumo de las de menor precio y por ende las afectaciones de salud entre la población e incluso la ingesta de productos del llamado “mercado negro”.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), México enfrenta patrones de consumo opuestos ya que se mientras el 57.3% de la gente no ha ingerido bebidas alcohólicas el restante lo hace en grandes dosis y que en general se inclinan más por los productos de menor precio, de ahí el crecimiento importante de consumo de aguardientes de bajo costo.

Diversos estudios señalan que el promedio de edad a la que se comienza a ingerir bebidas alcohólicas es a los 10 años y que entre el universo que consume etílicos el 42 por ciento lo hace en cantidades altamente nocivas para la salud.

Lo anterior es importante ya que en México, un litro de bebida con alto contenido etílico puede comprarse desde 21 pesos, lo que comprueba que un litro de alta graduación puede llegar a tener un precio antes de impuestos menor al de un litro de agua. 

Por ejemplo, un litro de aguardiente se adquiere con 22 pesos incluyendo los impuestos de 16% de IVA y de 53% de IEPS, de ahí que los aguardientes ya registran el 30 por ciento del total de bebidas etílicas que se comercializan en el país y con tendencia a la alza por su bajo precio.

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -