Opinión


Benedicto XVI, un Papa longevo

Benedicto XVI, un Papa longevo | La Crónica de Hoy

Este 16 de abril, el Papa Emérito Benedicto XVI cumple 94 años de edad, con lo que se convierte en uno de los pontífices más longevos de la Iglesia Católica, posiblemente el tercero.

Redondeando cifras y aunque en algunos casos hay poca información, se sabe que el Papa San Agatón vivió 107 años y San Gregorio IX 94 años; luego seguiría Benedicto XVI; León XIII con 93; Celestino III y Gregorio XII 92 años respectivamente; Juan XXII vivió 90 años; Pío IX 85 años; Gregorio XIII 84; y San Juan Pablo II, 85.

Benedicto XVI nació el 16 de abril de 1927, en Baviera, Alemania y de acuerdo a opiniones recientes, al momento de su renuncia el 28 de febrero de 2013, él pensaba que le quedarían pocos meses de vida, según reveló a la prensa en el Vaticano el Prefecto de la Casa Pontificia, quien es amigo y una persona allegada y cotidiana al Papa Emérito.

Benedicto XVI fue electo como Papa el 19 de abril de 2005, se ha distinguido por ser un gran teólogo y filósofo, autor de tres encíclica y numerosos libros y artículos de gran valor e interés actual y su influencia también se extendió durante el pontificado de San Juan Pablo II, ya que desempeñó importantes cargos, entre ellos, como Prefecto de la Doctrina de la fe. 

Un caso interesante es el Papa San Agatón quien fue elegido el 27 de junio del año 678 y su pontificado se prolongó hasta su muerte el 10 de enero del 681, es decir duró menos de tres años, pero lo más interesante de su vida es que él nació en el año 577 en Roma, y aunque ingresó al monasterio benedictino de San Hermes de Palermo como lego, tomó el orden sacerdotal cuando tenía 100 años de edad. Al año siguiente fue electo como Papa y tuvo las fuerzas para convocar al Sexto Concilio Ecuménico en Constantinopla, que fue celebrado entre los años 680 y el 681.

En cuanto al Papa Gregorio IX, se sabe que él subió a la cátedra de San Pedro a los 80 años de edad y gobernó a la Iglesia entre 1227 y 1241. Entre otras cosas, fue un gran canonista y canonizó a Santo Domingo de Guzmán en 1234; a San Francisco de Asís en 1228 y a San Antonio de Padua. También aprobó la orden de la Merced en 1235.

Este longevo pontífice falleció el 23 de agosto de 1241, a la edad de 94 años, y sus restos mortales yacen en la Basílica de Santa María la Mayor, en Roma.

A través de esta sencilla semblanza, aprovechamos para desearle muchas felicidades.

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -