Escenario


Black Canvas apuesta por películas desafiantes al cine contemporáneo

Entrevista. “Es un festival que trata de explorar los caminos de la creación fílmica”, dijo el programador Pedro Emilio Segura

Black Canvas apuesta por películas desafiantes al cine contemporáneo | La Crónica de Hoy

De acuerdo con el Anuario Estadístico del Cine Mexicano 2018, que apoya el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), en México existen más de 250 festivales de cine. Ellos se han convertido en el principal enlace entre el cine mexicano de autor con los espectadores.

En un año complicado como el 2019, en el que los recursos e incentivos públicos hacia estos encuentros fílmicos han disminuido considerablemente (basta decir que la Secretaría de Cultura solo apoyó a ocho festivales de los 255 que hasta inicios de año había en el país), algunos festivales han encontrado una pauta de crecimiento en impacto y programación como el Festival Black Canvas y el SmartFilms.

Actualmente está en curso la tercera edición del Festival de Cine Contemporáneo Black Canvas, el cual rescata joyas cinematográficas como Liberté, de Albert Serra, y Danzas macabras, de Rita Azevedo Gomes, quienes muestran trabajos estéticos únicos y desafían los límites establecidos en el cine contemporáneo.

Para el organizador y programador Pedro Emilio, la mayoría de las películas que forman parte de este festival fueron seleccionadas por las cualidades estéticas que poseen y por sus distintas formas de expresión cinematográfica.

Se proyectan desde el 1 de octubre y hasta el 8 del mismo mes alrededor de 149 películas de 45 países y 30 producciones son nacionales. “Éste es un festival joven, que se encuentra en desarrollo, pero que trata de explorar los caminos de la creación fílmica. No sería posible disfrutar de estas películas sin la curaduría del festival”, indicó Segura.

Black Canvas en su tercera edición, incluye tres retrospectivas en homenaje a cineastas de renombre internacional. Entre las cuales se encuentran la portuguesa Rita Azevedo, de quien se presentarán sus trabajos fílmicos completos, “podemos considerar que es probablemente su primera retrospectiva completa a nivel mundial, estamos muy contentos con este esfuerzo”, explicó.

Además de Andrei Ujica, de quien se hace un contraste con sus primeros y últimos trabajos; y de Paul Vecchiali: “Ujica trabaja con material de archivo y mantiene narrativas políticas muy interesantes; él fue víctima del yugo opresor del comunismo y a partir de la caída del muro se permite explorar nuevas perspectivas”, explicó Pedro Emilio Segura Bernal.

Mientras que Liberté de Albert Serra es una de las películas más esperadas en el festival por su reciente participación en Cannes. El cineasta filmó en 16 días, con prisa y con un ritmo caótico logra crear una tensión y energía en cada una de sus imágenes.

Esta libertad de la que habla Albert, afirma que hay una idea de fatalidad, de lo único, lo que no se repite: “Hay condiciones que te orillan a generar estas cosas que existen de manera indeterminada y que no se podrán generar igualmente una vez más”, concluyó el realizador.

El festival de Cine Contemporáneo Black Canvas cuenta con diversas sedes en las que se proyectarán las cintas cinematográficas, como la Cineteca Nacional, Cinemex Insurgentes, Cinemex Reforma Casa de Arte, el Instituto Goethe, Cinéma IFAL, Cine Villa Olímpica, Faro de Aragón, así como la misma institución organizadora, Universidad de la Comunicación, en la que se desarrollarán también las actividades de extensión académica.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -