Opinión


Boeing: Éramos muchos y… parió la abuela

Boeing: Éramos muchos y… parió la abuela | La Crónica de Hoy

Como si no fuera suficiente la enorme crisis que vivió —y que no parece terminar— con la puesta en tierra de los Boeing 737-MAX, la armadora de aviones más antigua del mundo, con sede en Seattle, Washington, está atravesando otra mala racha derivada del anuncio de la Agencia Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA), acerca de fallas en los slats, paneles movibles de la parte frontal de las alas.

De acuerdo con la agencia estadunidense, la Boeing habría instalado hasta 148 rieles para slats con fallas en 179 aeronaves 737-MAX y 133  NG. Las fallas son responsabilidad de un proveedor de la armadora.

La FAA advirtió a los operadores que deben buscar los slats con el número específico de lote para ser reemplazados a la brevedad antes de continuar en servicio. El cambio puede hacerse en uno o dos días y la Boeing deberá publicar boletines de seguridad donde se establezca el procedimiento para inspeccionar las alas y reemplazar las partes deñadas.

Por otro lado, la propia empresa aeronáutica ha reconocido que tiene identificados 21 NG y 20 MAX (todos del modelo 737) que es muy probable que tengan slats defectuosos y pedirá la revisión de otros 112 y 159, respectivamente.

Esto, que podría no parecer tan grave, se aúna a los retrasos que se perciben en la vuelta a la operación de los B-737 MAX, pues en principio se dijo que a fines de mayo o en junio estarían ya solventados los problemas del software MCAS, que parece ser la causa más probable de los dos accidentes ocurridos en estos meses. Sin embargo, en la reciente asamblea de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) celebrada en Seúl estos días pasados, las opiniones fueron más pesimistas.

El director ejecutivo de la IATA, Alexandre de Juniac, sugirió que harán falta entre 10 y 12 semanas, pero el CEO de Emirates consideró que no será antes de Navidad pues los reguladores de China, Europa y Canadá se tomarán su tiempo para estar seguros, pues la FAA no tiene aún la aprobación a los cambios que no le han sido entregados de forma oficial.

Lo más importante, sin embargo, es lo que en la asamblea de IATA se dijo acerca de la importancia de que exista confianza entre los reguladores aeronáuticos de los diversos países (en relación con las suspicacias que causó la probable responsabilidad de la FAA al no ser tan rigurosa como se esperaba).

Es evidente que la confianza mutua entre reguladores y certificadores de los diversos países es una condición esencial para la nueva tecnología que vendrá y para la competencia entre armadoras que está a punto de desatarse. De otra suerte, terminarán existiendo mundos paralelos que, como en la época de la guerra fría, hacían imposible que las aerolíneas del bloque capitalista compraran las aeronaves soviéticas y viceversa.

Esto implicaría un freno al crecimiento de la industria y perjudicaría a muchas aerolíneas. Sin duda, algo se debe hacer para restaurar esa confianza.

 

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables, resarcirle a los trabajadores su patrimonio y dejar de culparlos por el quebranto.

 

raviles0829@gmail.com
Twitter: @charoaviles

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -