Mundo


Bush desaira a Trump: “La inmigración es una bendición y una fortaleza”

El expresidente de EU se desmarca de la xenofobia del actual mandatario. Jeb Bush espera que un conservador gane la candidatura republicana y cierre el paso a la reelección de Trump

Bush desaira a Trump: “La inmigración es una bendición y una fortaleza” | La Crónica de Hoy

Con elegancia y sin tener que nombrarlo, el expresidente de Estados Unidos George W. Bush desairó al actual mandatario y su abierta xenofobia, destacando la historia de inmigración del país como una “bendición y fortaleza”.

“En medio de todas las complicaciones de la política, no olvidemos que la inmigración es una bendición y una fortaleza”, declaró el expresidente en la sede del Centro Presidencial George W. Bush, ubicado en Dallas (Texas).

En un discurso durante una ceremonia de nacionalización de nuevos ciudadanos estadunidenses, Bush pronosticó que las políticas de inmigración “justas” y “libres” se impondrán, marcando así su oposición a la agresiva política migratoria de Trump, con escándalos como la separación de menores de sus padres arrestados en la frontera o su amenaza de deportar a los “soñadores”, si los demócratas no le financian el muro.

A lo más que llegó Bush fue a recordar a los legisladores su “deber de regular quién llega y cuándo”.

“Las fronteras no son arbitrarias y necesitan ser respetadas junto a los buenos hombres y mujeres de los servicios de inmigración y de la Patrulla Fronteriza”, declaró.

No obstante, el expresidente añadió que para que los políticos cumplan esa responsabilidad, “conviene recordar que la inmigración construyó al país tal y como se conoce ahora”.

La ex primera dama Laura Bush acompañó a su marido y repitió la misma idea en su intervención al vincular la inmigración con la historia del estado de Texas. “Somos un estado tan rico por todas las culturas que se han asentado en nuestra ­tierra”, declaró.

Ciudadanía. Precisamente el Centro Presidencial George W. Bush publicó una lista de recomendaciones que pedían “mantener o expandir futuros flujos de inmigración legal”, establecer una vía para que los indocumentados obtengan la ciudadanía y reforzar las leyes de inmigración.

Otro candidato. El alejamiento del expresidente del radicalismo de Trump llega dos días después de que su hermano, el exgobernador de Florida Jeb Bush mostrase su deseo de que Trump no sea de nuevo el candidato republicano de cara a las elecciones de 2020.

“Creo que alguien debería postularse sólo porque a los republicanos se les debe dar otra opción. Es difícil vencer a un presidente en ejercicio, pero para tener una conversación sobre lo que es ser un conservador, creo que es importante”, declaró.

Jeb Bush, casado con una mexicana y uno de los favoritos a la candidatura republicana en 2016, fue humillado por Trump en primarias, que lo hizo ver como un blandengue, y tuvo que retirarse de la contienda por sus malos resultados. Precisamente en Florida, estado clave para quien quiera ganar la Casa Blanca, una encuesta anunció que el 51 por ciento de los electores registrados del estado no votará “definitivamente” por Trump, si éste es el candidato republicano.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -