Mundo


Cacería de brujas en el Ejército colombiano por “falsos positivos”

Militares que denunciaron el retorno de ejecuciones extrajudiciales están siendo objeto de amenazas, seguimientos e intimidaciones, según revela investigación periodística

Cacería de brujas en el Ejército colombiano por “falsos positivos” | La Crónica de Hoy

Una verdadera “cacería de brujas” tiene lugar en el Ejército colombiano para hallar a los militares que denunciaron el posible retorno de las ejecuciones extrajudiciales, conocidas como “falsos positivos”, y actos de corrupción, reveló este domingo una investigación periodística.

Un informe publicado por la revista Semana con base en entrevistas a más de 20 miembros activos del Ejército, grabaciones de audio, videos, documentos y fotografías, revela que muchos de ellos han sido objeto de amenazas, pruebas de polígrafo, seguimientos e intimidaciones.

Operación silencio. Con esta que la revista llama Operación Silencio se busca descubrir quiénes fueron los oficiales que sirvieron de fuente al periodista estadunidense Nicholas Casey para escribir el artículo publicado por el diario The New York Times el pasado 18 de mayo sobre el posible regreso de los “falsos positivos”.

En ese artículo, el NYT reveló la existencia de una directriz del Ejército que ordenaba a la tropa incrementar sus resultados operacionales, lo que podía poner en riesgo la vida de civiles al constituirse en “otra encarnación” de los “falsos positivos”.

La Fiscalía colombiana ha investigado cerca de 5 mil casos de “falsos positivos” que implican a unos mil 500 militares y que fueron cometidos entre 1988 y 2014, de los cuales 2 mil 200 fueron remitidos a la Justicia Especial para la Paz (JEP), que se encarga de juzgar los crímenes cometidos con ocasión del conflicto armado.

Tras el revuelo que desató la publicación del diario neoyorquino y que llevó incluso a retirar la polémica directriz, “se desató una cacería impresionante. Nos preguntaban quiénes de nosotros eran los que habían hablado con los periodistas y como parte de toda esa cacería nos hicieron entrevistas”, dijo uno de los uniformados a Semana. La revista denunció asimismo que han recibido esquelas mortuorias los periodistas que hicieron la investigación y sus familiares.

El comandante del Ejército colombiano, Nicacio Martínez, principal señalado en la resurrección de los “falsos positivos”, recibió el 5 de junio la aprobación del Senado colombiano para su ascenso. general de cuatro soles.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -