Cultura


Caniem rechaza condición de Educal

Les debe $80 millones y para que puedan cobrar deben renunciar al 20% del monto, dice Juan Arzoz. Penguin Random House en México no aceptará esta oferta, señala su director.

Caniem rechaza condición de Educal | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) reprueba la condicionante que Educal puso a las editoriales para pagarles el dinero (80 millones de pesos) que les debe por la venta de sus libros: que los editores renuncien a un 20% de su pago. Sin embargo, el organismo que presenta al gremio editorial dejará que la decisión la tome cada editor, mientras tanto, la Caniem dedicará más tiempo a sus negociaciones con empresas privadas.

Así lo comentó Juan Arzoz Arbide, presidente de la Caniem durante la presentación de los Indicadores del sector editorial privado en México 2018 en donde se detalló que la producción de libros aumentó un 14.8% respecto a 2017 (28 mil 176 títulos más), pero la venta de ediciones impresas disminuyó (1.7% equivalente a 133 millones 582 mil 41 ejemplares menos) lo mismo que la producción de reimpresiones (decremento del 2.3%).

“Las compras del gobierno vía Educal, que tiene 118 librerías en la República, están empantanadas por el motivo de que teníamos una deuda muy vieja con Educal, ellos decidieron pagar pero están haciendo una quita del 20 por ciento, desde nuestra posición nos parece fuera del lugar”, dijo Juan Arzoz Arbide.

En conferencia de prensa desde la 33 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el presidente de la Caniem detalló que el problema del pago es como si a un escritor al pagarle sus derechos le dijera “aquí están tus derechos pero te voy a quitar el 20 por cierto”, sólo por quitárselo.

“Nosotros como Cámara no podemos decirle a los editores no cobren o sí cobren porque estamos contraviniendo todas las leyes de competencia. Como Cámara debemos de tener mucho cuidado en ese sentido; sin embargo, hemos sido voces de que el dinero se entregue completo y estaremos viendo en esta semana en Hacienda cómo está caminando esto y si es cierto o no”, señaló.

Lo que Educal informó a Juan Arzoz Arbide es que desde el inicio no recibieron el dinero completo.  “Que no habían recibido el dinero completo, que les habían quitado el 20 por ciento y que en vez de pagar a ciertas editoriales (Educal) había decidido hacer la quita a todos los editores. Entonces cada editor sabrá si firma y cada editor será el que se compromete o no”, señaló.

Arzoz Arbide enfatizó que la Caniem no puede decidir, “es un acto de particulares y será decisión de cada uno de los editores su estrategia jurídica. La Caniem sólo asesora y apoya al gremio en general”.

A la pregunta de si esta condicionante rompe la confianza con Educal que se encuentra en proceso de fusión con el Fondo de Cultura Económica que dirige Paco Ignacio Taibo II y con la Dirección General de Publicaciones que encabeza María Angelina Barona, Arzoz señaló que sí.

“Las reglas del juego han cambiado antes la industria dependía mucho del soporte del gobierno para ciertas aventuras, por ejemplo, ir a Frankfurt y a ferias internacionales, ahora estamos procurando ir solos sin ayuda del gobierno lo cual nos ha hecho crecer, cambiar un poco y ver las cosas diferentes. En ese sentido, vamos caminando bastante bien, la Feria de Frankfurt que fuimos sin ningún subsidio ni nada nos fue bastante bien”, dijo.

Al respecto, Roberto Banchik, director general de Penguin Random House en México, explicó que ellos no aceptarán la condicionante.

“Si doy mis productos y no me los pagan, difícilmente seguiré trabajando con ese cliente. Educal es una empresa del gobierno y el adeudo es por libros que vendieron, si al final vende un producto y no lo quiere pagar es difícil continuar la relación. Son libros ya cobrados”, externó.

Roberto Banchik detalló que muchos editores han aceptado la oferta para seguir operando.

“La verdad es que muchos editores se han encontrado en la disyuntiva de cobrar aunque sea 80 por ciento para seguir financiando su operación y salarios, yo no veo justificación alguna de por qué no nos pueden pagar”, dijo.

En lo que respecta a Penguin Random House están tratando de hacerle entender a los funcionarios que es una injusticia. “No entendemos por qué quieren ese 20 por ciento. Lo que nos dijeron fue sentémonos y solucionémoslo. Veo que los grupos más pequeños necesitan ese dinero para seguir operando. Ese dinero no era un subsidio ni un apoyo que puedan retirarnos, son libros que Educal ya vendió”, recalcó.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -