Opinión


Carlos Romero Deschamps

Este otro Carlos es una de las tantas ovejas negras de la vida nacional; el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana presentó su renuncia ayer por la mañana y levantó el polvo que acumuló por décadas —estuvo 26 años al frente del sindicato— por sospechas de enriquecimiento, corrupción, lavado de dinero… El poderoso exlíder sindical tendrá que enfrentar ahora a la autoridad, pues la Fiscalía General de la República ya lo investiga por éstos y otros delitos; es evidente que algo hallarán. En más de dos décadas, Romero Deschamps no ocultó lujos y excentricidades de él y su familia, además de que se le relacionó con figuras de la política mexicana que hoy también rinden cuentas a la justicia.

Carlos Romero Deschamps | La Crónica de Hoy

 Este otro Carlos es una de las tantas ovejas negras de la vida nacional; el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana presentó su renuncia ayer por la mañana y levantó el polvo que acumuló por décadas —estuvo 26 años al frente del sindicato— por sospechas de enriquecimiento, corrupción, lavado de dinero… El poderoso exlíder sindical tendrá que enfrentar ahora a la autoridad, pues la Fiscalía General de la República ya lo investiga por éstos y otros delitos; es evidente que algo hallarán. En más de dos décadas, Romero Deschamps no ocultó lujos y excentricidades de él y su familia, además de que se le relacionó con figuras de la política mexicana que hoy también rinden cuentas a la justicia.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -