Opinión


Carlos Rosas

El investigador de la Unidad Sisal de la UNAM, en Mérida, Yucatán, es uno de los especialistas que han desarrollado las técnicas de cultivo del pulpo maya, que se ofrece como una alternativa de producción y explotación sustentable de la especie endémica de la región. A lo largo de los últimos años, Rosas y sus colegas han perfeccionado las técnicas, las cuales han sido patentadas y podrían explotarse comercialmente, aunque también han firmado convenios con pequeños productores para desarrollar sus propias granjas.

Carlos Rosas | La Crónica de Hoy

El investigador de la Unidad Sisal de la UNAM, en Mérida, Yucatán, es uno de los especialistas que han desarrollado las técnicas de cultivo del pulpo maya, que se ofrece como una alternativa de producción y explotación sustentable de la especie endémica de la región. A lo largo de los últimos años, Rosas y sus colegas han perfeccionado las técnicas, las cuales han sido patentadas y podrían explotarse comercialmente, aunque también han firmado convenios con pequeños productores para desarrollar sus propias granjas.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -