Opinión


Carrie Lam

La libertad de expresión para disentir decisiones gubernamentales es un derecho incuestionable e inalienable. Es un ejercicio que denota el desarrollo de las sociedades; sin embargo, en Hong Kong esto brilla por su ausencia. Los manifestantes detenidos por rechazar la ley de extradición, fueron torturados por la policía por negarse a responder pregustas, denuncia Anmistía Internacional. Carrie Lam, Jefa Ejecutiva de Hong Kong, debe solucionar este doloroso episodio, porque ella sabe que desde al arresto hasta los abusos, todo es ilegal.

Carrie  Lam | La Crónica de Hoy

 La libertad de expresión para disentir decisiones gubernamentales es un derecho incuestionable e inalienable. Es un ejercicio que denota el desarrollo de las sociedades; sin embargo, en Hong Kong esto brilla por su ausencia. Los manifestantes detenidos por rechazar la ley de extradición, fueron torturados por la policía por negarse a responder pregustas, denuncia Anmistía Internacional. Carrie Lam, Jefa Ejecutiva de Hong Kong, debe solucionar este doloroso episodio, porque ella sabe que desde al arresto hasta los abusos, todo es ilegal.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -