Escenario


Catrina 2019: Un festival con personalidad múltiple

Catrina es el festival mejor establecido y preferido por los poblanos, y en su cuarta edición, a pesar de que no dio nombres resaltantes como en su edición pasada, se vivió y disfrutó de una manera incondicional de parte del público.

Catrina 2019: Un festival con personalidad múltiple  | La Crónica de Hoy

Catrina es el festival mejor establecido y preferido por los poblanos, y en su cuarta edición, a pesar de que no dio nombres resaltantes como en su edición pasada, se vivió y disfrutó  de una manera incondicional de parte del público.

Sin saberlo, estamos ante el mejor festival del sur de la república y que quizás en un futuro, agregue un quinto escenario para poder meter más exponentes musicales o si bien lo desea, agregar un día más para darse abasto en masivo de una aglomerada oferta musical.

Del rock (o parodia), como lo es Jay de la Cueva con su proyecto de covers Moderatto, al indie juvenil de Ed Maverick (algo deprimente el cuate); del neo perreo de Tomasa del Real hasta la electrónica de un DJ mexicano como lo fue Deorro.

Aquí hubo oferta de todo, uruguayos (Cuarteto de Nos), colombianos (Aterciopelados), chilenos (Los Tres), y españoles (La Casa Azul), con nuestros casi hermanos argentinos (Emmanuel Horvller),  y canadienses (MacDemarco).

Catrina nos trajo exclusivas, como el show más feliz del mundo creado para un público único por cuenta de The Flaming Lips, hasta primeras visitas como La Casa Azul. Universal Music aprovecha bien a los artistas que firma para ocuparlos y seleccionar las tendencias, como Karol G, en el reggaetón está rompiéndola. Quizás veamos a otros urbanos como Jhay Cortéz en un futuro. Los Acosta y Grupo Cañaveral fueron excelentes y típicos agregados de nuestra cultura del bailongo de calle.

Panteón Rococó con un peso importante al ser el único exponente de ska dentro del festival. Y el escenario GK (gira de kasas), dando apertura a Silvana, Marco Mares y Kill Aniston. Hubo sus excepciones como la baja sintonía de Kimbra, o la mala organización en tiempos que hicieron que cortaron audio a Kabah y Rey Pila. Mientras que Aterciopelados y Los Tres tocaban en Puebla, también por fuera los artistas vivieron el viaje en carretera y el tiempo disfuncional de nuestro México, llegando a tiempo al Foro Sol para ese crossover con los Café Tacvba.

Sin duda, Catrina es un festival único e inexplicable, donde sólo opina tu concepto, varía dependiendo la zona y al artista al que fuiste a ver. Colorido, frío y calientito al mismo tiempo, rasposo y romántico, pero sobre todo, diferente como tu personalidad.

 

lrc

Comentarios:

Destacado:

+ -